Mundo

Oposición denuncia la pasividad de Morales ante la crueldad de Trump

El gobierno de Guatemala llegó a decir que “respeta” la política de separar a niños de sus padres, y ayer afirmó que el cambio de rumbo de EU evidencia “interés” en proteger a migrantes

Guatemaltecos han reclamado la renuncia del presidente con insistencia los últimos meses.

El partido opositor guatemalteco Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) recriminó ayer la pasividad del presidente, Jimmy Morales, frente a la política migratoria de “tolerancia cero” de Estados Unidos y le demandó ponerse al frente para defender a los niños que acaban separados de sus familias en la frontera.

“Nos indigna que el presidente no dé la cara y que el gobierno mantenga una actitud pasiva y no reaccione, o que reaccione tarde”, expresó el diputado Orlando Blanco durante una declaración ante el congreso.

Otro diputado de la UNE, Carlos Barreda, le reprochó al vicecanciller Manuel Roldán su falta de contundencia. “¿Por qué no hay liderazgo contra la política de tolerancia cero? Ya hubiera convocado a los presidentes de El Salvador y Honduras para tratar el tema”, le dijo el parlamentario al diplomático, que por momentos se vio acorralado ante la interrogación de los diputados.

SERVILISMO. Blanco insistió por su parte en que es “intolerable” que Morales sólo se pronunciara sobre el tema el martes a través de sus redes sociales, en lugar de aprovechar plataformas internacionales como las de la ONU y la OEA para pedir una resolución en favor de los menores, o al menos para llamar la atención.

El lunes, el portavoz del gobierno, Heinz Hiemann, dijo que Guatemala es “respetuoso con la política exterior de EU en temas migratorios” cuando le preguntaron por la separación de niños de sus familias, y justificó su tibieza argumentando que “es la misma política que se aprobó en el período del presidente Barack Obama”.

Sólo el martes el gobierno guatemalteco hizo un pequeño esfuerzo para ser algo más crítico con Trump, y la cancillería, únicamente en un comunicado, instó al gobierno estadunidense a “reconsiderar su política migratoria” y a buscar alternativas para cumplir sus objetivos “sin atropellar los derechos de los migrantes”.

Cabe recordar que Jimmy Morales se ha alineado de manera clara en los últimos tiempos con las decisiones diplomáticas de Estados Unidos. Como ejemplo más claro, tras anunciar Trump que trasladaría su embajada en Israel a Jerusalén, Guatemala fue el primer país en seguir el mismo camino.

ALEGRÍA MODERADA. Tras el alud mundial de críticas por la crueldad de separar a los niños de sus familias, Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva revirtiendo esta situación, algo que el gobierno de Guatemala dijo que “valora”.

En un comunicado, la presidencia de Morales dijo que la revisión de estas medidas evidencia “el interés del gobierno estadunidense de impulsar acciones” para la seguridad de los migrantes y respetar sus derechos.

 

Imprimir