Reducen las ventajas de Sheinbaum y López Obrador

Miguel Ángel Rivera

Las horas previas al tercer debate entre candidato a gobernar la Ciudad de México —efectuado anoche— se vieron sacudidas por una encuesta que indica que la candidata de Por la Ciudad de México al Frente (PAN-PRD-MC), Alejandra Barrales Magdaleno, prácticamente empató a la abanderada de Juntos Haremos Historia (MORENA-PT-PES), Claudia Sheinbaum, quien arrancó la campaña con una ventaja tanto o más amplia que la que se le concede a su jefe y guía, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

La encuesta la realizó la empresa Megamhetryk, que no se cuenta entre las más reconocidas en la materia, pero fue ampliamente difundida por los seguidores de Barrales, quien arrancó su campaña precisamente con el objetivo de alcanzar y superar a Sheinbaum.

El estudio se realizó en la capital del país a mil 545 casos, entre los días 8, 9 y 10 de junio. Barrales sumó 37 por ciento de preferencias, apenas siete décimas menos que Sheinbaum, mientras que el aspirante del PRI, Mikel Arriola obtuvo 7.90 por ciento.

Los demás candidatos —Marco Rascón, Mariana Boy, Purificación Carpinteyro y Lorena Osornio— ni siquiera alcanzaron el dos por ciento de las preferencias.

Preferencias aparte, se anticipaba que en el debate Sheinbaum sería el objetivo para todos los aspirantes a gobernar la capital de la República.

La Cosecha

Las malas nuevas de los estudios de opinión no sólo trajeron malas nuevas para Sheinbaum, sino también para la “joya” de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, pues otra encuesta —ésta a cargo de POP Group, desmintió las versiones de que el tabasqueño supera ampliamente a sus competidores.

Con base en 3,046 entrevistas efectivas en las 32 entidades de la República, estudio al que se le confiere un nivel de confianza de 95 por ciento, con un error estadístico de más/menos 2.9 por ciento, se indica que el nivel de preferencias para López Obrador llega a 32 por ciento, en vez de los 40 o más que ha pregonado el tres veces candidato presidencial.

Pero esto no es lo peor para López Obrador y sus seguidores: de acuerdo con este estudio, el candidato de Todos por México (PRI-PVEM-PANAL), José Antonio Meade Kuribreña, ya está en segundo sitio, con 28 por ciento, es decir, apenas a cuatro puntos del puntero. El abanderado de Por México al Frente (PAN-PRD-MC), Ricardo Anaya Cortés, aparece en tercer sitio con 23 por ciento. El sector de indecisos suma 14 puntos.  

El candidato presidencial independiente Jaime Rodríguez Calderón tampoco tuvo buenas noticias. Por el contrario, está en riesgo de que, después de las elecciones federales, ya no regrese al gobierno de Nuevo León, sino que se encamine a una prisión por delitos electorales.

Esto porque el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF o TRIFE), al revisar el expediente del candidato independiente no sólo validó las sanciones que le impuso el Instituto Nacional Electoral (INE), sino que además decidió darle aviso a la Procuraduría General de la República (PGR), a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), al Congreso del Estado de Nuevo León y al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Los magistrados confirmaron que, para obtener las firmas de apoyo, Jaime Rodríguez utilizó mecanismos de financiamiento prohibidos por la ley, como usar empresas mercantiles para realizar trasferencia de recursos a cuentas bancarias del propio aspirante.

riverapaz@prodigy.net

riparacangel@hotmail.com

Imprimir

Comentarios