Mundo

Clamor en España contra salida de la cárcel de violadores de La Manada

La decisión de un tribunal español de poner en libertad provisional a los cinco condenados por abuso sexual en la violación grupal de una joven de 18 años durante los Sanfermines de 2016 generó ayer una nueva oleada de protestas en España y la convocatoria de manifestaciones en todas las ciudades del país.
El grito “no es abuso, es violación” volvió a recordar en distintas ciudades españolas la reacción provocada, el pasado 26 de abril, por la sentencia que condenaba a los cinco hombres, conocidos como ‘La manada’, por abusos y no por violación, que movilizó a miles de mujeres y planteó en el terreno político la necesidad de revisar el Código Penal español para ese tipo de delitos.
“Somos mujeres: no vamos a parar” se leía en la pancarta de grandes dimensiones que fue desplegada en Pamplona, ciudad en la que tuvieron lugar los hechos, y en la que ayer se corearon consignas como “no es no, lo demás es violación”, “hermana, yo si te creo” o “basta ya de justicia patriarcal”.
Las mismas consignas se repitieron en otras ciudades españolas como Barcelona, Zaragoza o Bilbao, aunque las principales concentraciones están convocadas para hoy viernes a través de las redes sociales.
DOS AÑOS EN LA CÁRCEL. Los cinco violadores llevan ahora casi dos años en prisión provisional, que es el máximo que la ley español permite para estos encarcelamientos sin sentencia en firme. Por eso pudieron salir bajo el pago de una fianza de 6 mil euros, a la espera de que se tramiten las apelaciones a la sentencia. Aún así, deberán comparecer tres días a la semana en el juzgado de su ciudad, Sevilla, no podrán salir del país y tienen prohibido entrar en Madrid, donde vive la víctima.

Imprimir