Mundo

Alista EU campos de detención masiva de inmigrantes

La Marina gastaría alrededor de 233 millones de dólares para construirlas en las bases militares de California, Alabama y Arizona.

Foto: Especial

La Marina de Estados Unidos está diseñando planes para construir extensos centros de detención para decenas de miles de inmigrantes en bases militares de California, Alabama y Arizona, elevando la participación castrense a fin de implementar la política de "tolerancia cero" del presidente Donald Trump.

De acuerdo con un documento interno, obtenido por la revista Time y difundido la tarde de este viernes en su sitio de Internet, dirigido a la aprobación del secretario de Marina, se precisa cómo los militares anticipan su papel en la campaña de inmigración de Trump.

Time sostiene que el documento de planificación indica una posible responsabilidad militar en aumento en una administración sorprendida por tener que albergar oleadas de inmigrantes en espera de un proceso civil.

La nota de la Marina describe planes para construir ciudades de tiendas de campaña "temporales y austeras" para albergar a unos 25 mil inmigrantes en aeródromos abandonados en las afueras de Florida, cerca de Mobile, y de Orange Beach, Alabama, y cerca de Jacksonville y Pensacola, Florida.

La nota también propone un campamento para un máximo de 47 mil personas en la antigua Estación Naval de Armamento Concord, cerca de San Francisco; y otra instalación que podría albergar también a unas 47 mil personas en Camp Pendleton, California.

El memorando de planificación propone un estudio adicional de la vivienda de un número indeterminado de migrantes en la Estación Aérea del Cuerpo de Marinos cerca de Yuma, Arizona.

El documento estima que la Marina gastaría alrededor de 233 millones de dólares para construir y operar una instalación para 25 mil personas durante un período de seis meses. La propuesta sugiere que estas ciudades de tiendas de campaña se construyan para durar entre seis meses y un año.

El portavoz en jefe de la Marina, capitán Greg Hicks, se negó a proporcionar detalles sobre el asunto. "Sería inapropiado discutir documentos internos de planificación deliberativa", dijo a Time.

havh

Imprimir