Deportes

Busca el Tri séptimo boleto consecutivo

Si México derrota hoy a Corea del Sur, a la que enfrenta a las 10:00 horas (tiempo del centro de México) en Rostov-on-Don, podría asegurar su pase a la segunda ronda por séptima ocasión en fila ◗ La Velocidad será factor a favor de México, porque los 30 grados que se esperan, van en contra de los dos equipos

No se trata de tapar bocas ni de callar a nadie. La segunda salida de la Selección Mexicana de Futbol en Rusia 2018, el día de hoy ante Corea del Sur, tiene como objetivo principal obtener el boleto a la segunda de un evento que se ha tornado incierto en cuanto a la clasificación y posibilidades de quiénes serán rivales de quiénes en los octavos de final.

México busca avanzar a los octavos de final de la Copa del Mundo por séptima ocasión consecutiva, algo que sólo el Tri, Brasil y Alemania han podido conseguir desde Estados Unidos 94, cuando rea­pareció el equipo mexicano tras la sanción por los “cachirules” que nos impidió ir a Italia 90.

Luego de la victoria mexicana ante Alemania, brindando lo que han sido hasta ahora los 45 minutos más espectaculares del torneo ante los campeones mundiales, Juan Carlos Osorio y sus muchachos tienen casi, ante ellos la posibilidad de escoger quién sería su rival en una hipotética segunda ronda, considerando que aunque Brasil quedó como líder de su grupo tras imponerse ayer a Costa Rica, ha mostrado serias debilidades que incluyen el empate que le arrancó el equipo de Suiza y los 91 minutos que transcurrieron hasta que pudo abrir el marcador ante los Centroamericanos.

El técnico nacional ya había anticipado que los mejores hombres disponibles estarían ante Alemania y así sucedió, pero es evidente que habrá varios cambios en la alineación del equipo mexicano que incluirán en teoría la reaparición de Jonathan Dos Santos en la media cancha, donde también podría regresar Marco Fabián, además de Raúl Jiménez y el Tecatito Corona.

Corea del Sur cayó en su primer compromiso ante Suecia sin mostrar algún avance respecto a lo que cada cuatro años ha puesto en la cancha, considerando que está jugando su novena aparición consecutiva en la fase final, pues no falla a una cita de este tipo desde México 86, y queda eso sí, para la historia, el cuarto lugar que consiguió en su Mundial en el 2002.

A diferencia de lo que muchos creen, Juan Carlos Osorio se ha mostrado poco interesado en ser reconocido y tener notoriedad después de lo exhibido por México, ante los campeones mundiales la semana pasada e incluso en una conferencia de prensa dijo, con todas sus palabras que el mérito es en absoluto, de los jugadores.

La historia, que no juega en este encuentro, muestra la victoria mexicana en Francia 98 con marcador de 3-1 ante los sudcoreanos, quienes cayeron 1-0 ante Suecia en su primera salida, algo menos que una victoria los dejará casi eliminados, pues su último adversario es Alemania, que hoy se medirá a Suecia tratando de regresar las cosas a la normalidad.

HABILIDADES CONTRA VULNERABILIDADES… Durante la última conferencia de prensa previa al partido, Osorio dijo que será benéfico para el Tri la necesidad, que mencionamos líneas antes, que tiene el equipo coreano. Evidentemente, y ante esas circunstancias, nuevamente al contra-ataque, como ocurrió ante Alemania abrirá posibilidades para que el equipo mexicano utilice la extraordinaria velocidad a la que juegan tanto Hirving Lozano como Miguel Layún y con la posible aparición de Jesús Manuel Corona, como un cambio lógico.

Corea del Sur se ha caracterizado por defender mucho el centro del campo dejando más abiertas las posibilidades por los costados, lo que de mantenerse en esta jornada, significaría un mundo de posibilidades para los medios volantes mexicanos.

Corea llegó muy a la baja a este evento, sumando derrotas y sin poder verse como un cuadro competitivo, que, aunque brinde su mejor actuación posible, no parece ser el equipo que vaya a cortar las aspiraciones del cuadro mexicano.

El duelo se efectúa a las 18 horas locales, tiempo de Moscú (+8 horas respecto al centro de México) en la Arena Rostov, mientras que Alemania y Suecia se medirán tres horas más tarde en Sochi, escenario que se les da muy bien a los teutones, quienes nos derrotaron 4-1 en ese lugar el año pasado, en la semifinal de la Copa Confederaciones.

Se mencionaba que la temperatura podría jugar un papel muy importante en el duelo de hoy, pero a pesar de que la máxima será de 36 grados, a la hora en que inicie el juego, habrá descendido a un estimado de 30, que sigue siendo alto, pero no imposible.

Imprimir