Mundo

El negocio millonario de las empresas encargadas de la custodia de migrantes

Atrocidad. La cadena NBC News, que cita a una fuente del Departamento de Salud y Servicios Sociales, destaca que el costo por mantener a menores separados de sus padres en los refugios asciende a 775 dólares por noche, cifra muy superior a la de mantener a los menores junto a sus padres y que no superaría los 400 dólares por noche

Menores indocumentados captados antes de ser subidos a un autobús que los trasladará a un campamento mientras las autoridades migratorias localizan a algún familiar.

Mientras se soluciona el reencuentro de los 2 mil 342 menores que fueron separados de sus padres tras ser detenidos en la frontera con México desde el primer día de mayo pasado, cuando entró en vigor el programa “Tolerancia cero” a la inmigración indocumentada de Donald Trump, cuatro empresas privadas (Comprehensive Health Services, Dynamic Educational Systems, Dynamic Service Solutions y Southwest Key Programs) se encargan de la protección de estos niños, tal y como lo han hecho desde el 2017 con los 11 mil 785 infantes que llegaron solos y que fueron “rescatados” por la patrulla fronteriza y “recluidos” en 100 albergues de 17 estados del país mientras se localiza a algún familiar que asuma la responsabilidad de ellos, destacan medios estadunidenses como las cadenas Univisión y Telemundo y los periódicos El Nuevo Herald y The New York Times.

Reportes del The New York Times refieren que las familias de indocumentados empezaron a ser desintegradas a principios de mayo pasado, después de que el fiscal general, Jeff Sessions, comunicara que mediante la política de “Tolerancia cero”, todo indocumentado detenido en la frontera sur sería arrestado y puesto en lista de espera para ser enjuiciado para su posterior deportación.

Aunque no existe ninguna ley que obligue al gobierno a separar familias detenidas en la frontera ni arrestar a menores de edad, un total de 2 mil 342 niños han sido separados de sus padres desde el pasado 5 de mayo y hasta el pasado 9 de junio. Las cifras actualizadas fueron confirmadas el pasado 19 de junio por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) estadunidenses.

Frente a esta situación los más de 2 mil menores separados de sus tutores fueron enviados a campamentos o albergues administrados por ambas dependencias.

ARRESTOS. De acuerdo con el periódico El Nuevo Herald, el gobierno de Trump argumentó la aplicación de esta inhumana norma, al invocar la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) al alegar seguridad nacional, e ignoró que muchas familias llegaron solicitando asilo al huir de la violencia en sus países (El Salvador, Guatemala y Honduras).

Sessions aclaró que sólo loa agentes federales de la Oficina de Control de Fronteras (Patrulla Fronteriza), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), podrán realizar estos arrestos.

Una vez cumplimentada la detención de algún indocumentado, el adulto recibe cargos criminales por ingreso ilegal a EU y si lo acompañan niños, éstos serán enviados a campamentos (48 horas después de la detención de la familia) donde se deberá garantizar su cuidado, alimentación, aseo y educación mientras se concreta el proceso contra su tutor, de lo que será responsabilidad compartida del Departamento de Salud y Recursos Humanos y de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR).

A pesar de que estas dependencias estadunidenses son las responsables de velar por un trato digno para los menores, la realidad es que el compromiso total en los 100 campamentos o albergues que tiene la administración Trump en 17 estados de EU recae en cuatro empresas privadas.

RESPONSABILIDAD. Información de la cadena Telemundo y del portal Yahoonews, señala que las cuatro compañías Comprehensive Health Services, Dynamic Educational Systems, Dynamic Service Solutions y Southwest Key Programs fueron asignadas para estas tareas tras firmar 10 contratos con el gobierno estadunidense a través del programa “Shelter Care for Unaccompanied Children 2022” (Refugio de cuidado para niños no acompañados 2022), y que por 92 millones de dólares deberán cumplir hasta el año 2022, según consta en la web GovTribe.com, que exhibe información federal sobre estos contratos.

Según GovTribe.com, Comprehensive Health Services (Servicios integrales de salud), fundado en 1975 y con sede en Florida, tiene tres contratos por un valor de 65 millones de dólares. Es la encargada de vigilar el estado de salud y chequeo médico periódico de los menores en los albergues o campamentos donde fueron enviados.

Dynamic Educational Systems (Sistemas educativos dinámicos), se encarga de ofrecer enseñanza escolar a los niños en los albergues, a los que separan por grupos, de acuerdo a sus edades (que oscilan entre los 5 y 17 años) o por grados de educación escolar. Incluso apoya en labores de atención a niños que aún no asistían a la escuela y a los que auxilian con juegos didácticos.

La compañía Dynamic Service Solutions (Soluciones de servicio dinámico) es la encargada de la instalación y supervisión de equipo eléctrico, aire acondicionado y tecnológico de los campamentos (carpas) y albergues en edificios que fueron acondicionados para dar refugio a los menores sin papeles. Asimismo, supervisa que las camas y mobiliario de los refugios deberán estar en buen estado, así como levantar carpas de emergencia en caso de ser requeridas. Apoya las 24 horas con personal capacitado para cubrir tareas en los distintos centros de refugio.

MISIÓN. Y finalmente Southwest Key Programs (Programas claves del suroeste) se encarga de administrar y mantener en buenas condiciones todas las instalaciones de los campamentos y refugios donde conviven los menores inmigrantes, y garantizar la seguridad de estos sitios.

De acuerdo con Univisión y Telemundo, Southwest Key Programs no apoya la separación de menores de sus padres con la política de “Tolerancia cero” de Donald Trump, por lo que para hacer menos dolorosa la desintegración de las familias de indocumentados detenidos, auxilia también en los enlaces y comunicaciones telefónicas de los niños con sus padres o con otros familiares.

Reportes del periódico The New York Times señalan que estas empresas no sólo tienen a su cargo las tareas de cuidar y proteger a los 2 mil 342 niños separados de sus padres, sino que también tienen la misión de ver por el bienestar de los 11 mil 875 menores que llegaron sin compañía a EU y que fueron “rescatados” en el 2017 por la patrulla fronteriza en la zona común con México.

Por otra parte y de acuerdo con la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de EU, Kirstjen Nielsen, en los campamentos que tiene el gobierno en todo el país hay más de 12 mil menores, de los que al menos 10 mil llegaron a la frontera sur sin compañía de un adulto.

COSTO. En tanto, la cadena NBC News, que cita a una fuente del Departamento de Salud y Servicios Sociales, destaca que el costo por mantener a menores separados de sus padres en los refugios asciende a 775 dólares por noche, cifra muy superior a la que se utilizaría si se mantuviera a los menores junto a sus padres y que no superaría los 400 dólares por noche.

De acuerdo con la fuente, el elevado costo se debe a la urgencia del gobierno de Trump por habilitar refugios temporales, a los que se tuvo que proveer de seguridad, aire acondicionado, así como trabajadores de salud y otros contratistas gubernamentales para habilitarlos.

 

Imprimir