La Esquina

La hora se acerca. El próximo domingo habremos de ejercer uno de los derechos fundamentales de todo hombre o mujer libre. Señalaremos a quién queremos a la cabeza del gobierno, a quién confiaremos la salud de nuestros hijos y nuestros ancianos; quién tomará decisiones para que el bienestar se propague y la pobreza se contenga. Es la recta final y es nuestro deber ciudadano prestar atención.

 

Imprimir

Comentarios