Condena mundial a la separación de las familias de los migrantes en Estados Unidos - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 23 de Junio, 2018
Condena mundial a la separación de las familias de los migrantes en Estados Unidos | La Crónica de Hoy

Condena mundial a la separación de las familias de los migrantes en Estados Unidos

Carlos Villa Roiz

Las imágenes difundidas desde los Estados Unidos sobre la forma en la que son tratados los niños, hijos de los migrantes indocumentados, y que son separados de sus padres y encerrados en amplias jaulas como si fueran delincuentes, recibieron una inmediata condena internacional pues es indefendible ese inhumano trato que además de ser violatorio de los Derechos Humanos y del Derecho Superior de los Niños, traen sin duda consecuencias psicológicas que estos menores posiblemente padecerán en un futuro.

Resulta interesante que estas angustiantes imágenes con niños llorando no fueron filtradas en las redes sociales por algún camarógrafo oportunista, sino que fueron difundidas como si se tratara de sembrar una campaña gubernamental de advertencia y miedo para los migrantes, lo que hace más lamentable este vergonzoso hecho que encarnaron unos dos mil niños centroamericanos y mexicanos.

La Conferencia del Episcopado Mexicano a la par que los obispos de los Estados Unidos hicieron públicas sus inmediatas condenas, y a través de un mensaje titulado “Por la unidad de las familias”, los nacionales recordaron que el papa Francisco también ha hecho pública su preocupación, no tan sólo por lo que ocurre en nuestra frontera norte sino en otras partes del mundo, y lejos de favorecer estas separaciones forzadas, ha exhortado a consolidar el bien común de las familias unidas.

Esta lamentable situación, sobre la que ya tuvo que echar marcha atrás el presidente Donald Trump, de “tolerancia cero” con los migrantes indocumentados, ha sido fuertemente cuestionada hasta por miembros de la familia Trump.

El cardenal Francisco Robles Ortega, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), ha dicho: “Estos niños es preciso rescatarlos por razones humanitarias y tratarlos de manera justa, respetando con gran cuidado sus derechos humanos”, e hizo un fuerte llamado al gobierno de Estados Unidos a salvaguardar la integridad de las familias migrantes y el derecho que tanto padres e hijos tienen de permanecer unidos, al tiempo que le recordó al gobierno del presidente Donald Trump que la soberanía política de cualquier Estado descansa en una soberanía anterior y mucho más fundamental: la soberanía de las familias.

“Las familias poseen una dignidad que les es propia y que no es fruto del estatus migratorio de sus integrantes, sino de su propia naturaleza como célula esencial de la vida social. Además, separar a las familias genera consecuencias más peligrosas y dañinas para los niños, porque los hace más vulnerables y los expone a otros riesgos que, sin el cuidado y resguardo de los padres no podrán afrontar”, dice el comunicado de la CEM.

Desde el punto de vista religioso, resulta incoherente y contradictoria la política personalista del presidente Trump, que por un lado sale a la defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, y adopta a la Biblia como un libro inspirador de sus acciones, y por otro lado, ordena políticas discriminatorias y poco caritativas con respecto a las personas que intentan salir de sus países a causa de las guerras o del hambre. 

 

Imprimir

Comentarios