Ciudad

En julio se reanudará verificación vehicular en la Ciudad de México

A partir del próximo lunes 2 de julio se pondrá en marcha el nuevo Programa de Verificación Vehicular en la Ciudad de México, en el que se incluirá de manera aleatoria la prueba físico mecánica y la medición de partículas ultrafinas.

Ello luego de que la Secretaría de Medio Ambiente capitalina dio una prórroga de un periodo para verificar los vehículos que circulan en la capital del país, debido a la instalación de equipos en los 55 nuevos verificentros autorizados que entrarían en operación este año.

Desde 1989, la Ciudad de México empezó a registrar altos índices de contaminación ambiental, lo que llevó al entonces Departamento del Distrito Federal a realizar estudios de la calidad del aire, que señalaban a los vehículos automotores como la principal causa de la polución.

Por ello, se implementó un programa de revisión de automóviles para monitorear sus emisiones contaminantes basado en las especificaciones en vigor del programa "Buró de Reparaciones Vehiculares", que medía sólo hidrocarburos y monóxido de carbono, proceso que se llevaba a cabo en los Centros Taller.

Después, de 1996 a 1997 se emitieron convocatorias para establecer Centros de Verificación Vehicular, y de 1999 a 2000 se creó el Programa Integral de Reducción de Emisiones Contaminantes, que hacía obligatorio el cambio de convertidores catalíticos en autos de modelos 1991 a 1996, para mejorar su funcionamiento.

Tras varios ajustes en la materia, el pasado 31 de diciembre vencieron las autorizaciones de los verificentros y por ello el gobierno capitalino convocó a los interesados en obtener autorización para establecer y operar estos centros, así como los sistemas de verificación del parque vehicular en circulación, matriculados en la Ciudad de México y foráneos de manera voluntaria.

Los nuevos centros de verificación tuvieron que prepararse para contar con equipo para la medición de emisiones contaminantes y partículas ultrafinas, dinamómetros e instrumentos para realizar las pruebas, mismas que se reanudarán el primer lunes de julio.

Una vez abierto los 55 Centros de Verificación autorizados para ese proceso, en ellos se aplicarán pruebas físico-mecánicas sólo para fines estadísticos y no incidirán en el resultado, por lo que no determinarán el tipo de holograma que se entregará a los automovilistas, de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente.

Las evaluaciones están contempladas en el nuevo programa que incorporó las recomendaciones de expertos en materia de emisión de contaminantes por fuentes vehiculares, incluyendo el Centro Mario Molina y el Foro Internacional de Transporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En las pruebas se revisará la alineación que indica a cuántos metros se desvía de una línea recta el automóvil por kilómetro recorrido, así como el banco de suspensiones, equipo que mantiene las ruedas en contacto con el piso, protege a los ocupantes y aisla las imperfecciones del camino.

Otra revisión consiste en la inspección de holguras, técnica no invasiva para revisar componentes de los sistemas de escape, dirección, suspensión y frenos, sin el desmontaje de éstos, y el sistema de frenado que en caso de tener fallas provoca el desgaste prematuro de los neumáticos que a la vez ocasiona un mayor consumo de combustible e incrementa la emisión de contaminantes.

Para la revisión de las unidades primero se debe hacer una cita en la página verificentros.sedema.dcmx.gob.mx; llevar el comprobante de la última verificación o certificado provisional, la tarjeta de circulación y si el vehículo es nuevo copia de la factura.

El siguiente paso es acudir al centro de verificación 15 minutos antes de la cita; personal del lugar capturará los datos de la unidad; el sistema asigna una línea de verificación de forma aleatoria en la que se hará la lectura del OBD y la prueba de emisiones.

Si la línea que se asignó cuenta con equipo para la inspección físico mecánica esta prueba se llevará a cabo y con base en las emisiones del vehículo se asignará el holograma correspondiente.

Cabe recordar que en julio y agosto deberán verificar los vehículos con engomado amarillo y terminación de placas 5 o 6 y en agosto y septiembre para los que tienen calcomanía rosa o terminación de matrícula 7 u 8.

En tanto en septiembre y octubre lo deben hacer los vehículos engomado rojo o terminación de placas 3 o 4; para los verdes o terminación 1 y 2 octubre y noviembre, mientras que noviembre y diciembre serán para las calcomanías azul y terminaciones 9 o 0.

 

 

LRC

Imprimir