La ONU condena la violencia del régimen de Ortega contra niños en Nicaragua | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 24 de Junio, 2018

La ONU condena la violencia del régimen de Ortega contra niños en Nicaragua

La ONU condena la violencia del régimen de Ortega contra niños en Nicaragua | La Crónica de Hoy
Los padres del bebé muerto de un balazo despiden al pequeño en Managua.

El Movimiento Mundial por la Infancia (MMI) Capítulo Nicaragua, dependiente de Unicef y de distintas ONG, entre ellas Save the Children, condenó ayer “rotundamente” el “uso de la fuerza letal” del régimen de Daniel Ortega “especialmente contra niños y adolescentes” en la crisis sociopolítica que vive el país desde hace dos meses y que ha dejado más de 218 muertos. Entre ellos al menos 17 eran menores.

Se trata del primer pronunciamiento del MMI, integrado en Naciones Unidas, desde que la represión en Nicaragua se cobró la vida del primer menor de edad el 19 de abril pasado, identificado como Álvaro Conrado, de 14 años, víctima de un disparo en la garganta, asestado, según testigos, por un francotirador de la policía.

El MMI exigió a Ortega asumir “su rol como garante de derechos con mayor cuidado y responsabilidad por tratarse de un niño, niña o adolescente, y debe además tomar medidas especiales fundamentadas en el principio del interés superior de la niñez”.

DESPIDEN A BEBÉ ASESINADO. El comunicado del MMI llegó el día en que Nicaragua despidió a Teyler Leonardo, el bebé de 14 meses asesinado el sábado por una bala perdida en Managua.

Familiares y amigos se congregaron en la humilde vivienda de los padres, Nelson y Karina, antes de marchar hacia el cementerio. En este ambiente de dolor, las abuelas del pequeño exigieron que el presidente Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo “paguen por las muertes de tantas personas, de tantos inocentes”.

“Íbamos mi niña de 7 años, el papá, el niño y yo, a llevar el bebé a la casa de su abuela, comenzaron a rafaguearnos y lo alcanzó una bala”, explicó a la prensa la madre del pequeño, el mismo sábado.

Imprimir