Mundo

Mujeres sauditas se ponen por primera vez al volante

Este domingo entró en vigor la nueva ley que levanta finalmente el veto al manejo femenino después de tres décadas de reivindicaciones

Las mujeres sauditas ya no dependerán de hombres para moverse en coche.

Después de cerca de tres décadas de reivindicaciones, las mujeres sauditas pudieron por fin este domingo ponerse al volante de un coche, después de que a la medianoche entrara en vigor la ley que ahora les permite conducir.

Hasta ahora, las mujeres en el régimen suní estaban obligadas a depender de hombres para desplazarse en carro, fuera su marido o familiar, o fuera que pidieran un taxi, para lo que primero tenían que pedir permiso a su marido o a un familiar, algo que muchas familias conservadoras negaban.

Una de las primeras mujeres en manejar en Riad fue Lamia al Husein, empleada en un banco, que llegó este domingo a trabajar, en coche, junto a una compañera de oficina. Lamia definió el día como “inolvidable” y relató que “todo ha cambiado”. Aseguró que registrará ahora el coche a su nombre, que estaba a nombre de su hermano,  y agregó que piensa despedir al conductor privado que utilizaba.

Otra de las que se sentaron en el asiento del conductor fue la princesa Rem, hija del príncipe multimillonario Al Walid bin Talal, que publicó un video en las redes sociales manejando junto a su padre, quien afirmó que “Arabia Saudita entró hoy en el siglo XXI”.

El anhelo por manejar, tras anunciarse el cambio legal el pasado noviembre, ha llevado a que se formen largas listas de espera en las autoescuelas sauditas, a la graduación de las primeras mujeres policías de tráfico y a las primeras ofertas de empleo para mujeres en compañías de taxis.

Queda por ver qué ocurrirá con las 17 activistas que Riad arrestó en los últimos meses por reivindicar este derecho, acusadas de conspirar contra el país, en una campaña de detenciones que criticó el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein.

Imprimir