Mikel Arriola arma pachanga en su cierre de campaña en el Palacio de los Deportes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 26 de Junio, 2018

Mikel Arriola arma pachanga en su cierre de campaña en el Palacio de los Deportes

Mikel Arriola arma pachanga en su cierre de campaña en el Palacio de los Deportes | La Crónica de Hoy

En este cierre de campañas y la competencia por mostrar músculo en la Ciudad de México, Mikel Arriola convocó a los priistas en el Palacio de los Deportes. Y lo llenó tres horas después de la hora que se anunció que comenzaría el evento  —a las 14:30 horas iniciaría y comenzó a las 17:00—.

A la hora que apareció Mikel y José Antonio Meade el lugar ya estaba hasta las lámparas, y aún así, la gente seguía afuera del recinto dispuesta a entrar.

Los que llegaron temprano ya habían presenciado una competencia de lucha libre y después se pusieron a bailar con la Sonora Dinamita.

Previo a los discursos, halagos y apapachos, en el Palacio de los Deportes ya se vivía un auténtico pachangón, y eso que por la mañana, Mikel acompañó a Adrián Rubalcava, aspirante a alcalde,  a su cierre de campaña en Cuajimalpa, y muchos de los que asistieron ya habían quemado mucha de su energía, y aún así se pasaron al Domo de Cobre.

Había muchos simpatizantes de Xochimilco, Cuajimalpa, Azcapotzalco y Cuauhtémoc, además de petroleros, trabajadores de la CROC, CROM y mujeres y jóvenes afiliados al partido.

Eran ellos los que gritaban: “¡Mikel!, Mikel, Mikel¡” y “¡Vamos a ganar!”.

De repente apareció el exdirector del IMSS. Luego de tomarse fotografías, desfilar por el ring, subir a las cuerdas, saludar algunos asistentes y escuchar los halagos de Meade, comenzó su discurso…

Arremetió contra su rival de Morena, Claudia Sheinbaum, y dijo que sólo ocho puntos de intención de voto la separan de ella.

“Se puede ganar defendiendo los valores. Vamos a poner fin a 20 años de caos”, sentenció.

Comentó que la morenista miente al no haberse realizado el antidoping y la prueba del polígrafo.

Entre sus propuestas que han provocado más aplausos y gritos de apoyo, destacaron sus planteamientos de cancelar las fotomultas, las arañas, la tenencia y desaparición del Invea.

Al terminar su discurso, Arriola se autodenominó como el candidato del voto útil y exhortó a su auditorio a que acepten dinero y dádivas de quien busque comprar su voto, pero elegir libremente el 1 de julio.

“Que tengan su copia de credencial no los obliga a votar por ellos”, dijo.

Imprimir