Donald Trump

El presidente de Estados Unidos sigue dando de qué hablar con sus políticas xenofóbicas, ahora pidiendo saltarse la ley y ejecutar un fast track para deportar a los migrantes indocumentados inmediatamente “sin jueces, ni tribunales”.

Entre el 5 de Mayo y 5 de junio se registró un total de 2,342 niños que fueron separados de sus familias por sus políticas de “cero tolerancia”. No basta a Trump la repulsa que eso generó. Buscará nuevos métodos de ataque a migrantes.

Imprimir

Comentarios