La Esquina

Las políticas proteccionistas suelen ser contraproducentes: el búmeran ya le pegó a Trump, con la pérdida de empleos estadunidenses en la Harley-Davidson. Es correcto responder a los aranceles con medidas similares, pero bien pensadas. Si un funcionario —o un juez— se envuelve en la bandera nacional para hacer política económica, lo más probable es que no funcione.

 

Imprimir

Comentarios