Mundo

La Corte Suprema de EU bendice el racismo antimusulmán de Trump

Falla a favor en su tercer intento de prohibir la entrada a ciudadanos de cinco países musulmanes, y restricciones a venezolanos y norcoreanos. La mayoría conservadora de jueces alega “seguridad nacional”

Activistas contrarios al veto musulmán frente a la Corte Suprema de EU en Washington.

La Corte Suprema de Estados Unidos dio ayer una sonada victoria a la agresiva política antiinmirgrante del presidente Donald Trump, pese a haber sido vetada por varios jueces federales por su abierto racismo e islamofobia.

Con 5 votos a favor y 4 en contra, la mayoría conservadora se impuso a la progresista y sentenció que el presidente tiene poder para vetar a los ciudadanos de un país si considera que ponen en peligro la seguridad nacional.

Tercer veto. En concreto, lo autorizado ayer por los magistrados de la máxima corte estadunidense es que se ejecute el tercer veto antiinmigrante promulgado por el mandatario desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017. Para evitar un nuevo fracaso, argumentado en que un veto a ciudadanos de países musulmanes viola la libertad religiosa y estigmatiza una religión en concreto, el mandatario republicano añadió a su lista negra, aunque con restricciones, a ciudadanos de Venezuela y Corea del Norte, y mantuvo el vete a otros cinco países musulmanes: Libia, Irán, Somalia, Siria y el Yemen.

“¡Victoria tremenda!”. Nada más conocer el fallo, Trump no dudó en expresar su entusiasmo mediante su canal habitual, Twitter, en el que citó el posicionamiento de la sala con un breve pero significativo “¡guau!”. Para el presidente republicano, la resolución representa un espaldarazo de especial relevancia en este un momento convulso de su política migratoria, cuya última polémica, la separación de niños y padres indocumentados, le ha llevado a tener que rectificar su doctrina de “tolerancia cero” en la frontera. “Esta tremenda victoria supone también un momento de reivindicación especial después de meses de comentarios histéricos de los medios de comunicación y de políticos demócratas que rechazan hacer lo que se necesita para asegurar nuestra frontera y nuestro país”.

“Como con los japoneses”. La juez progresista Sonia Sotomayor (el primer hispano que entra en la Corte Suprema de EU) emitió una opinión discrepante, en la que insiste en el carácter “antimusulmán” del veto antiinmigrante de Trump y comparó esta decisión del Supremo con la que en 1944 —en el caso conocido como Korematsu contra EU— dio por buena la detención de japoneses-americanos durante la Segunda Guerra Mundial y su arresto en campos de concentración.

Desde la organización American United, que forma parte del grupo que demandó inicialmente la iniciativa de Trump, se quejaron de que la decisión judicial “reniega de uno de los valores fundacionales” de EU, que es que “el gobierno nunca puede apuntar a la religión de alguien para discriminarle”.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, criticó el posicionamiento de la sala: “El veto migratorio del presidente no nos hace estar más seguros y la sentencia de la Corte no hace que sea buena”, dijo.

Imprimir