¡Vaya tamaña tarugada!

Marielena Hoyo Bastien

La semana pasada cerré la colaboración sobre el

tema Zoológicos-CDMX, particularmente habiendo

expuesto delicados asuntos acerca del de Aragón,

 afirmando que todavía había más sobre lo

 mismo, y es que… de poderse sentir lo denunciado

como un reclamo exagerado o con vicios ocultos,

 esto del mal trato a los huéspedes eternos de

 tales lugares pasó de ser vil chismorreo a tratarse

de un asunto declarado de maltrato animal,

presuntamente en grado penal, denunciado por tanto

y para mi grata sorpresa (felicitando a quienes procedieron),

 ante la Fiscalía Especializada en Delitos

Ambientales y Protección Urbana, que en palabras

de su titular, licenciado Alberto del Valle Gay,

 se comprometió a tratar la acusación “con total

imparcialidad y apegado a derecho”, partiendo

 de que mi cuestionamiento inmediato, tan pronto

 corroborar que en efecto estaba abierta la Carpeta

CI-FSP/B/UI-B-I C/C/D0035/02-2018 D01,

 fue dudar sobre la factibilidad de un honesto procedimiento,

 dada la estrecha relación que  guardan ambas

 dependencias: la FEDAPUR y la SEDEMA,

 esta última a cargo de las instituciones capitalinas.

 Veremos pronto si se logra justicia entre familia

o salen a  relucir las influencias como en el CASO GOLDENS,

 del que pronto me volveré a ocupar, porque…

 

Sobre este tema todavía queda, pues no sólo se formalizó —por primera vez en la historia de los zoológicos— una denuncia del tipo, sino que trascendió una situación acontecida en el Zoológico de Chapultepec, que de tan embarazosa, hasta titubeo comunicarla, porque… me es difícil creer que una imbecilidad así haya sucedido, pero, de ser un hecho verídico y tal como se me contó, merecería mano dura al tratarse de un acto previsiblemente criminal, que no únicamente debería costarle la destitución a varias y varios de los actuantes, sino a las directivas (la General y la de Chapultepec, a su vez, Claudia Lewi y Adriana Fernández), y de no ser porque se trata de un imposible, de la misma Secretaria de Medio Ambiente Tanya Müller, como tal, cabeza del área. Les cuento…

Resulta que hace dos fines de semana… por ahí del sábado 16 de este junio… un tal Fernando Domínguez, según, subdirector de la Institución, ordenó llevar a cabo un simulacro sin planeación; esto es, para verificar cuál era la reacción del personal correspondiente ante un evento-sorpresa que involucrara el escape de un animal. Seleccionaron que se tratara de un jaguar. Hasta aquí bien, dirán algunos, porque otros nunca llevaríamos a cabo ningún ensayo sin estrategia previamente planeada. Total…

Que en lugar de realizar el protocolo con un peluche que alguien fuera movilizando o a saber cómo, “decidieron” que la hiciera de felino un trabajador, ya mayor por cierto, pero además no perteneciente a la plantilla, sino laborando para una empresa de jardinería subcontratada. Para esto, me relataron que no se previno equipo de rescate, ni médicos para humanos. Que simplemente se le pidió al personal del servicio médico veterinario y a trabajadores del área técnica, que activaran lo indicado y… cuál va siendo la sorpresa, que al ubicar al supuesto ejemplar fugado y proceder a someterlo con dardo, utilizando para ello una pistola tipo Dan-inject que nunca fue adecuadamente revisada… ¿o sí?... salió disparado el proyectil dando en el blanco y lastimando, obvio, al sujeto, aunque gracias a Dios sin contener tranquilizante. Me informaron que el cuate se encuentra bien, y asimismo tengo entendido que se levantó un acta administrativa para Constancia de Hechos, y que la parte más delgada de la cuerda está buscando cómo no lo responsabilicen. EL PUNTO es que se trató de una situación que pudo acabar con la vida del pobre jardinero o la de alguien más, por lo que pregunto si habrá resolución adecuada al tamaño de la pendejada. Quedo a la espera de que se me niegue debidamente la información o que se demuestre que habrá responsables, y que al afectado se le reparará el susto por lo menos con una basificación a cargo del GCDMX.

Este miércoles quería rendirle un homenaje a la gorila KOKO, recientemente fallecida. No me fue posible dada la gravedad de la información compartida. Espero poder hacerlo la siguiente semana, porque la NIÑA PALABRAS DE FUEGO se merece un espacio limpio, sin mezcla de cuestiones tan desagradables.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios