Nacional

PRI, PVEM y Panal tienen listos más de un millón de promotores del voto

La encomienda para cada uno de ellos es captar, al menos, diez votos a favor de José Antonio Meade, entre familiares, amigos y conocidos

Las campañas por “aire”, es decir mensajes, spots, impactos en medios de comunicación son importantes porque generan percepción, pero la gran batalla por el voto rumbo a las elecciones de este domingo será “cuerpo a cuerpo” en tierra, en las calles y con la movilización que cada uno de los partidos sea capaz de hacer a través de sus estructuras.

La alianza que integran PRI-Panal-PVEM ya tiene listos entre los tres partidos a más de un millón de activistas y promotores del voto desplegados en todo el país para este domingo.

La encomienda para cada uno de ellos es captar al menos diez votos entre familiares, amigos y conocidos a favor de José Antonio Meade.

La esperanza de revertir la elección se mantiene y ha despertado de acuerdo a los sondeos internos que tienen en los “cuartos de guerra”.

De hecho hacen cuentas: el PRI puede obtener el 25%, el PVEM 4% y el Panal otro 4%, para obtener un 33%, con el que se puede aspirar a la victoria, detallan en voz del dirigente del Panal, Luis Castro.

No obstante hay temor por el impacto en el voto que pueda tener la presencia del crimen organizado en algunas entidades y regiones del país.

Se encuentran en este caso ciertas zonas de los estados de México, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Morelos, Michoacán, Guerrero, Veracruz y la zona de Iztapalapa, en la CDMX donde grupos delincuenciales pueden inhibir el voto a favor o en contra de algún candidato.

“No son las entidades en su conjunto, son ciertas zonas, para la montaña de Chihuahua, lo mismo que en Durango, la zona caliente de Guerrero y Michoacán, el nororiente de Morelos, Iztapalapa en la Ciudad de México; en Veracruz hay varios focos rojos, pero sobre todo hacia el sur, en la frontera con Tamaulipas y en el Estado de México  hay lunarcitos intensos y graves, pero lunares, donde pueden inhibir la votación”, detalla Castro.

Para los partidos que abanderan a Meade, las encuestas tienen varios errores y por ello consideran que hay un voto oculto, al que le están apostando junto con la movilización de sus respectivas estructuras.

La maquinaria electoral más importante es la del PRI, con todos sus sectores y organizaciones, que ya tiene lista  y “aceitada” según los estrategias tricolores.

El secretario de Acción Electoral del PRI, Felipe Enriquez Hernández declaró lista la estructura del partido para enfrentar estos comicios.

Aseguró que el PRI tiene listos 665 mil activistas y representantes para cubrir el 100 por ciento de las 156 mil 875 casillas que se instalarán a lo largo del territorio nacional el 1 de julio, con lo cual garantizan que esa noche tendrán a la mano la totalidad de las actas de esa jornada electoral a fin de defender un eventual triunfo de José Antonio Meade.

Los priistas también tienen la instrucción de llevar al menos a 10 votante a las urnas para el 1 de julio.

“Las estructuras serán básicas, para ganar el voto en tierra, y el PRI tiene la mejor estructura”, presume el dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros

Por su parte, el Partido Nueva  Alianza que  cuya estructura electoral descansa en  el magisterio, tiene listos a 430 mil activistas o promotores del voto en tierra e internet que piden un voto razonado a favor de Meade.

La campaña final del PANAL se da por tierra pero también por las redes sociales a través de muchos jóvenes que se sumaron a este activismo, según detalla Castro.

En tanto el otro aliado, el PVEM asegura que ya tiene listos a sus más de 260 mil representante de casilla, que si bien no se traduce en promotores del voto si aspiran a que cada uno de ellos lleven al menos 5 familiares o amigo que voten por sus candidatos incluido Meade para la presidencia de la República.

“Nosotros no lo hacemos por estructura, lo que les llevamos es una propuesta, nosotros lo que hacemos es un activismo político electoral previo  con base en una propuesta y eso es lo que tenemos, lo que hacemos para captar votos”, explica.

Sin embargo confía en que el PVEM aporte al menos el 10% de la votación para la alianza “Todos por México”.

Una vez que terminen las campañas este miércoles, los tres partidos que integran la Alianza “Todos por México”  (PRI—PVEM—PANAL)  con Meade a la cabeza se dedicarán a revisar y alistar todos los detalles para movilizar sus respectivas estructuras  este domingo 1 de julio en busca de revertir las tendencias a favor que tiene Andrés Manuel López Obrador rumbo a la Presidencia de la República.

 

Imprimir