Nuestra responsabilidad, el futuro de México - Diva Hadamira Gastélum | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 27 de Junio, 2018
Nuestra responsabilidad, el futuro de México | La Crónica de Hoy

Nuestra responsabilidad, el futuro de México

Diva Hadamira Gastélum

Estamos en la recta final de las elecciones más grandes de nuestro país; el próximo domingo primero de julio decidiremos todas y todos el futuro que queremos para México.

Durante estos siete meses de campaña hemos vivido un proceso electoral jamás antes visto, desde la simulación de identidad de género para competir por una candidatura, hasta el alarmante número de asesinatos de candidatas y candidatos.

En este contexto electoral, enfrentamos un grave clima de impunidad e inseguridad que agravó día a día la situación de la violencia no sólo de género, sino de todo un país. De acuerdo con datos de la consultora ­Etellekt, a tan sólo unos días de la jornada electoral sumamos más de 500 agresiones en contra de políticos, mismas que dejaron un saldo de 130 asesinados, 48 de ellos precandidatos y candidatos, siendo Guerrero el estado con el mayor número de agresiones.

Es realmente alarmante cómo esta violencia política también fue por razón de género: 106 mujeres agredidas, amenazadas e intimidadas durante este proceso electoral; más de 200 denuncias de violencia política ante la FEPADE y desafortunadamente 16 asesinadas.

Es inconcebible cómo la violencia política por razón de género ha llegado a su nivel más alto en nuestro país. Parece no quedarnos claro que este tipo de agresiones perjudica no sólo a la víctima o a su familia, sino a toda una sociedad. Y es que este clima de violencia altera de sobremanera los procesos democráticos, pues genera miedo e incertidumbre, lo que impide el ejercicio pleno de los derechos de las personas.

Hablamos hace ya algunas semanas sobre la “rabia social”, desconfianza, frustración, malestar, encono, resentimiento… emociones y percepciones que sin duda crean un ambiente de molestia generalizada en la ciudadanía. Suscribiendo las palabras del secretario de Salud, José Ramón Narro “Estamos frente a un asunto de salud pública”. 

En los próximos días tenemos la posibilidad de construir una armonía colectiva, propósito que debiéramos hacer nuestro, a partir de hoy y durante los años venideros. 

Ya hemos transitado por diversas transformaciones que han propiciado una nueva realidad en los diferentes espacios de la vida pública, económica, política y social; sin embargo, nos falta camino para la transformación total hacia una democracia plena y en igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Son las y los jóvenes quienes tienen la oportunidad de llevar a cabo dicha transformación para el desarrollo y progreso de nuestro país. Su aportación será fundamental para la construcción de un gobierno donde todas las voces sean escuchadas y representadas. Con su visión, conocimiento y experiencia, podremos eliminar la brecha de desigualdad en materia laboral, discriminación, pero sobre todo en oportunidades de crecimiento.

Hoy su participación será determinante para definir el rumbo político de nuestro país. Son más de 14 millones de jóvenes quienes votarán por vez primera este próximo primero de julio, representando al menos una quinta parte del electorado. Votarán por el mejor candidato que les garantice seguridad social, educativa, económica, pero sobre todo, su acceso e inclusión plena en todos los ámbitos de la vida pública, política, y social de nuestro país.

Más allá de ver un entorno complejo provocado por los diversos cambios sociales o del proceso electoral que vivimos, tenemos una oportunidad para trabajar y lograr una inclusión social, de gran apertura ciudadana, de participación y voluntad política para el bienestar de las y los mexicanos.

Será fundamental asumir nuestra responsabilidad ciudadana para vivir una contienda con civilidad, pero sobre todo con respeto hacia cada uno de los contendientes.

Es tiempo de informarnos a través de fuentes oficiales, de reflexionar y analizar a quién le damos nuestro voto; porque a partir de ahí estaremos forjando nuestro futuro y el de nuestras hijas e hijos.

Hagamos de este proceso de elección un ejemplo de civilidad, ciudadanía, respeto y tolerancia para una nación que hoy más que nunca requiere de nuestra participación. 

La construcción del país, de un México en crecimiento y desarrollo no sólo es responsabilidad del gobierno, también depende y es responsabilidad de todas y todos por igual.

 


Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara de Senadores
@DivaGastelum

Imprimir

Comentarios