Cuando creímos haberlo visto todo, el gobierno de EU nos enseña que hay más crueldad que demostrar - Jesús Casillas Romero | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 29 de Junio, 2018
Cuando creímos haberlo visto todo, el gobierno de EU nos enseña que hay más crueldad que demostrar | La Crónica de Hoy

Cuando creímos haberlo visto todo, el gobierno de EU nos enseña que hay más crueldad que demostrar

Jesús Casillas Romero

Viajar a otros países es generalmente motivo de agrado; más no así para el caso de la migración forzada. Una de las peores situaciones que puede pasar cualquier persona, es tener la imperiosa necesidad de dejar su tierra natal en busca de un mejor nivel de vida, o bien, huir y alejarse de algún horror.

El número de personas en el mundo que viven fuera de su país de origen alcanzó 244 millones en 2015, lo que supone un aumento del 41% con respecto al año 2000, reveló un su momento un informe divulgado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En Estados Unidos de América es el país donde viven más mexicanos en el extranjero. La Oficina de Censo de los Estados Unidos, señala que existe en ese país una población de alrededor de 33.7 millones de mexicanos, 11.4 millones que han emigrado de México y 22.3 millones que ya nacieron en Estados Unidos.

Sin duda, cifras que ameritan el debate sobre la solución a los motivos que impulsan a los desplazados a dejar su país, como también, la responsabilidad de las todas las naciones ante las corrientes migratorias, como un asunto de humanidad.

Sin embargo, el trato humanitario no parece ser precisamente la principal característica de la nueva política anti migratoria de Estados Unidos, en la que ahora podemos dar cuenta de la separación de niñas, niños y adolescentes de sus padres, bajo una política de tolerancia cero en la frontera con México que estima ha llevado al menos a 2 mil niños de diversas nacionalidades a la separación de sus padres desde mediados de abril por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Una medida inhumana que muestra al Presidente Trump más cruel que se haya podido imaginar, haciendo gala de una venganza terrible en contra de los migrantes indocumentados.

El gobierno mexicano se ha aprontado a tomar medias en el asunto, condenando y solicitando la inmediata suspensión de tan aberrantes actos para que los niños separados de sus familias sean reunidos nuevamente. Además, a través de la red consular se ha visitado los albergues, entrevistado e identificado a los niños mexicanos, localizado a sus familiares y en la mayoría de los casos, logrado ya su repatriación.

Sin embargo, esto no pararía aquí, por lo que integrantes del gobierno federal y legisladores del Congreso de la Unión emprendimos una gira al vecino país del norte para exigir que paren tan crueles y arcaicas acciones, preparando una resolución para ser propuesta a la Organización de los Estados Americanos (OEA), para lograr el involucramiento de la comunidad internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para poner fin a la separación de familias migrantes y la privación de la libertad de niñas, niños y adolescentes, entre otras acciones.

Es increíble que el país más poderoso del mundo, aquel que se dice ser el país de las libertades, por una lamentable medida de carácter migratorio se convierta en el promotor de una medieval y aterradora política que afecta directamente a los más indefensos del planeta: Los niños.

Recordemos que cada decisión para migrar, es un acto de valentía para aventurarse a lo desconocido con tal de mejorar las condiciones de vida de la familia y en muchos de los casos, para salvaguardarla de inminentes adversidades. No podemos incriminar a las personas por esto, por el contrario, su valentía requiere de nuestra admiración y respeto, pero a la vez, de todo nuestro apoyo.

El próximo Presidente de México tiene un gran reto en esta asignatura. Esperemos que la decisión de los mexicanos sea por aquel que sabemos es el mas preparado e idóneo para representar y defender a los mexicanos en esta sensible tarea, y enfrentar al Presidente Donald Trump en los mejores cauces internacionales para lograr el respeto irrestricto a nuestros derechos humanos mas elementales.

 

Senador por Jalisco.

 

Imprimir

Comentarios