Una jornada electoral ciudadana - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 02 de Julio, 2018
Una jornada electoral ciudadana | La Crónica de Hoy

Una jornada electoral ciudadana

Rosa Gómez Tovar

El día de las elecciones llegó y la capacidad institucional de las autoridades electorales se puso a prueba. Ante la posibilidad de que más de 89 millones de personas inscritas en la lista nominal ejercieran su derecho, el Instituto Nacional Electoral (INE) se dispuso a instalar 156 mil 808 casillas. La jornada electoral se llevó a cabo sin contratiempos, con participación masiva de la ciudadanía y pocos incidentes que impidieran el voto de las personas. Con el 99.99 por ciento de las casillas instaladas, millones de mexicanos pudieron elegir a las personas que ocuparán la Presidencia de la República, el Congreso federal y miles de cargos locales.

Debemos recordar que estas elecciones son de la ciudadanía, el INE visitó a 12 millones de personas, y posteriormente capacitó a los 1.4 millones de nuestros amigos, familiares y vecinos para que fungieran como funcionarios de casilla en todo el país. Estas personas contaron las boletas, en algunos casos firmaron las 750 boletas para cada elección por la que se votaría en la mesa directiva de casilla, armaron las urnas y mamparas, nos entregaron nuestras boletas y a las 18:00 horas, ya que se cerró la votación, se dispusieron a contar nuestros sufragios —con la posible complicación que esto implica al existir siete opciones de voto válido en el caso de las coaliciones—. Después de hacer bien las cuentas de los votos, llenaron las actas de escrutinio y cómputo, colocaron la sábana afuera de la casilla, armaron el paquete con los votos y lo trasladaron a los consejos distritales del Instituto, tal vez hasta horas de la madrugada. Gracias a que los funcionarios entregaron su domingo al país, hay la garantía de que se respetan los votos de los mexicanos.

Fue un gusto ver filas de ciudadanos listos para ejercer un derecho que además constituye la única vía pacífica de gobierno que la humanidad ha ideado, y así como seguimos el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) desde la noche de ayer, debemos seguir participando cívicamente, al monitorear y supervisar el actuar de nuestros gobernantes.

El INE cumplió con su papel primordial: organizar las elecciones y asegurar que cada quien pudiera ejercer su derecho, haciéndonos iguales, pues cada voto cuenta exactamente lo mismo sin importar el estrato económico, raza, sexo o religión. Ahora, los actores políticos deben actuar con responsabilidad y respetar la voluntad ciudadana.

Como resultado de la fortaleza de nuestras instituciones, después de estas elecciones seguiremos siendo el mismo país. Esto también significa que como sociedad tenemos los mismos desafíos de ayer, por lo que el siguiente presidente de México, sin duda, tiene muchos retos ante sí. Hagamos que esta jornada electoral, que ha sido excepcional por la participación no sólo de los funcionarios de casilla, representantes de partidos, observadores electorales, mexicanos en el extranjero y todos los que votamos, continúe, de forma que sigamos ejerciendo nuestro derecho a participar en la construcción de un país en el que la igualdad que nos otorga el voto no sea por un solo día, sino que se traslade a las oportunidades educativas, de trabajo y generación de bienestar y desarrollo para cada mexicana y mexicano.

 

rosagomeztovar@outlook.com

Imprimir

Comentarios