Navarrete, Ruffo, Ramírez Marín - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 06 de Julio, 2018
Navarrete, Ruffo, Ramírez Marín | La Crónica de Hoy

Navarrete, Ruffo, Ramírez Marín

Juan Manuel Asai

La gobernabilidad es de quien la trabaja. No surge por generación espontánea. Hay que construirla a partir del trabajo diario. Que la jornada electoral más grande en la historia del país, con miles de cargos públicos en disputa, comenzando por la Presidencia de la República, se haya desarrollado prácticamente sin sobresaltos, lo que permitió a millones de ciudadanos acudir a las urnas, es fruto de un largo y acucioso trabajo de las instituciones encargadas de crear las condiciones que permitieron el ejercicio masivo del voto ciudadano, comenzando por la Secretaría de Gobernación.

Ante la dimensión del reto, Alfonso Navarrete comenzó a trabajar hace meses, a partir de reuniones de trabajo con los gobernadores del país de todos los colores partidistas, con los dirigentes nacionales de los partidos políticos y con sus colegas del Gabinete de Seguridad del gobierno federal. Construyó una estrategia especial con la Comisión Nacional de Seguridad y la Policía Federal.

 Puso énfasis en cinco focos rojos que fueron identificados por el propio secretario Navarrete, como regiones conflictivas de los estados de Guerrero, Jalisco, Guanajuato, Veracruz y Tamaulipas, todas zonas de presencia intensiva de bandas del crimen organizado. El operativo fue exitoso. Ni en esos focos rojos ni a nivel nacional se registraron episodios fatales de violencia. Las casillas se montaron, los ciudadanos votaron y los funcionarios de casillas, que también son ciudadanos, contaron los votos. A partir de ellos se diseñó un nuevo mapa político.

Todo eso fue posible gracias a la gobernabilidad que hay en el país, en un entorno con desafíos colosales; en materia de seguridad Navarrete Prida es un abogado universiario que se forjó al lado de Jorge Carpizo, de quien fue colaborador cercano en la PGR, la CNDH y la Secretaría de Gobernación. Fue procurador de Justica en el Edomex y arrancó este sexenio como secretario del Trabajo. A la salida de Osorio Chong fue nombrado secretario de Gobernación.

PAN. Volver a empezar. En agosto habrá elecciones en el PAN para elegir a un nuevo dirigente nacional. Un cambio por demás oportuno a la luz de los resultados electorales del domingo pasado. Personajes y grupos se están moviendo al interior del partido. El grupo que mantiene todavía el control, Anaya y Zepeda, saldrá por la puerta de atrás. Tuvieron su oportunidad y dejan a su paso un partido dividido y derrotado. Los gobernadores panistas quieren baraja nueva para emprender la reconstrucción. Van por el cargo Javier Corral y Ernesto Ruffo, pero si el triunfo del PAN en Puebla se consolida, la nueva carta fuerte del partido será Rafael Moreno Valle.

PRI. Premio al esfuerzo. Muchos analistas serios sostienen que la extinción del PRI es inminente. No sobrevivirá al golpe devastador que recibió el pasado domingo que lo dejó convertido en un partido de la chiquillada. La última palabra la tienen los pocos priistas que sobrevivieron al Apocalipsis electoral, entre ellos el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, que es el único de los candidatos de su partido que ganó la elección de senador por el principio de mayoría relativa. Algunos lo perfilan como próximo coordinador parlamentario del PRI en la Cámara alta y una de las pocas figuras a partir de las cuales el PRI puede intentar un regreso. Ramírez Marín ha dicho que los puestos de mando en el partido deben ser para aquellos que en esta campaña salieron a las calles a sudar la camiseta y trataron de jalar votos para José Antonio Meade. Son los que merecen las oportunidades.

Pienso en Mikel, en Vanessa, en Mariana Benítez, gente así.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

 

Imprimir

Comentarios