Los dos polos del Arte - Eduardo Egea | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 06 de Julio, 2018
Los dos polos del Arte | La Crónica de Hoy

Los dos polos del Arte

Eduardo Egea

El arte contemporáneo también envejece; esto genera polarización entre dos esferas de poder: El mercado de inserción y legitimación institucional de obras y artistas y el mercado objetual en galerías y ferias, comercios analizados en la columna Artgenetic, La Fraserización 12NOV2016. ¿Cómo afecta esto a todo el ecosistema?

Capitalismo Inmaterial de Izquierda: Las herencias del Arte Conceptual, Fluxus, Situacionismo, Minimalismo, etc. están agotadas; se han estandarizado el performance, vídeo, ready mades, archivos y se ha desacelerado la expansión del arte hacia disciplinas como arquitectura, ciencia, activismo social, etc. El arte experimental está muerto, (ver Adiós al Arte Experimental, 13AGO2016), el arte crítico está acotado en las instituciones por los curadores. Mucho arte no relaciona sus procesos estéticos y formales con su entorno social, cultural y político (discursividad), para ser sustituido por una “tematización” del arte sobre politología, antropología, historia, filosofía, psicología, etc. proceso que ha derivado en estándares curadoriales desgastados (ver El efecto E-flux 2MAR2013)

Capitalismo Objetual de Derecha: Se basa en detectar el valor o potencial estético y formal histórico como recurso de mercado, donde incluso la desmaterialización del arte también se objetualiza y vende, (Tino Sehgal, Ian Wilson, etc.). Ante el redescubrimiento de viejos artistas de los sesentas, muchos artistas jóvenes son desplazados ya que no logran renovar el arte actual al estancarse en Formalismos Zombies, networking, o siquiera huir de los Espacios Independientes (ver ¡Oh!, el viejo arte emergente 15FEB2014).

El desgaste de ambos polos está generando clases sociales dentro del mundo del arte (ver Artgenetic 14ABR2018); pero sobre todo, una eventual segregación y eliminación de muchos profesionales del arte, entre ellos artistas menores con gran currículum, cotización u obra de producción costosa (lo que llamo el Síndrome Damien Hirst), además de estériles curadores, teóricos, coleccionistas, funcionarios, periodistas, etc. ¿Solo así se renovará el arte?

 

www.artgenetic.wordpress.com

artgenetic@gmail.com

Imprimir

Comentarios