El problema más urgente para la mitad de la población - Maria Elena Álvarez de Vicencio | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 07 de Julio, 2018
El problema  más urgente para  la mitad de la población | La Crónica de Hoy

El problema más urgente para la mitad de la población

Maria Elena Álvarez de Vicencio

El nuevo gobierno tendrá muchos problemas que resolver y tiene la ventaja del apoyo ciudadano, ya que la voluntad expresada en las urnas fue de una mayoría que le asegura la legitimidad. Se espera que todos los colaboradores que lo acompañen se comporten a la altura de las expectativas de quienes le dieron sus votos. El principal problema a resolver y el más sentido en la sociedad que lo padece es la desigualdad.

Tenemos entre nuestra población a potentados que compiten con los más ricos del mundo y al mismo tiempo, a mexicanos que viven en extrema pobreza. La CEPAL señala que México es el país más desigual de América Latina. Aquí reside la quinta parte de los hogares más ricos del mundo, los cuales concentran el 45 por ciento del total de los ingresos nacionales y por otra parte, casi la mitad de la población carece de lo indispensable.

Cada sexenio se repitió que se trabajaría para acabar con la pobreza, pero todo lo hecho y lo no hecho, ha dado como resultado la permanencia de esa dolorosa realidad. En 2017 se dijo que la pobreza disminuyó en 1.1 por ciento; actualmente, según datos de la CEPAL, el 44.6 por ciento de los mexicanos es pobre. La pobreza abarca la carencia o precariedad en la alimentación, en la salud, en la vivienda, en la educación, en la urbanización, en el empleo y además acarrea la discriminación, especialmente de los indígenas.

En las zonas de pobreza las mujeres son las más pobres de los pobres, esto también requerirá de políticas públicas capaces de lograr que la igualdad entre mujeres y hombres llegue a ser realidad. Este cambio social, que puede enriquecer a la sociedad con la aportación económica de las mujeres, deberá ser apoyada con el impulso de acciones específicas que permitan crear fuentes de empleo para ellas y, sobre todo, el cuidar que se cubra a igual trabajo con salario igual, ya sea hombre o mujer quien lo realice.

La educación es el aspecto prioritario y tiene preocupada a buena parte de la sociedad. No se puede hablar de revertir la reforma educativa sino de continuarla. Hace mucho tiempo que los gobernantes mexicanos se ocuparon más de resolver problemas magisteriales que de elevar la cantidad y calidad de la educación por todo el país. Los mexicanos esperan que esto cambie y que, en los distintos niveles, las escuelas cuenten con instalaciones adecuadas y con personal capacitado para dar a los alumnos las mejores herramientas para su desarrollo personal y social, para engrandecer al país. Esperan no ver más plantones, quieren ver que las evaluaciones coloquen a los alumnos en los niveles de los “países adelantados”, por lo menos, en lectura y matemáticas. Después se espera que avancen desde la educación básica, en las ciencias, en el arte y el deporte.

Quienes dieron su voto esperan que haya escuelas de Educación Media y Superior, accesibles para todos los municipios, ya que sin ellas no tendrán manera de salir de la pobreza.

Fueron muchos años en los que se esperaba que en cada sexenio mejorara la educación y se redujera la desigualdad, hoy el cambio tendrá que ser definitivo, se le dio la esperanza a muchos mexicanos y no aceptarán otro desengaño más.

El nuevo gobierno tendrá que lograr que los gobernadores de todos los estados, en los cuales se anida la pobreza, se comprometan a eliminarla y a crear condiciones para elevar la calidad de vida de sus habitantes.

México tendrá que cambiar, no se puede seguir afirmando que son pobres porque no tienen educación, ya que la verdad es que no han tenido educación porque son pobres.

 


Doctora en
Ciencias Políticas
melenavicencio@hotmail.com

Imprimir

Comentarios