Que alguien me explique… (No es la “R” ni la “CH”) - Edgar Valero Berrospe | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 09 de Julio, 2018
Que alguien me explique… (No es la “R” ni la “CH”) | La Crónica de Hoy

Que alguien me explique… (No es la “R” ni la “CH”)

Edgar Valero Berrospe

Hoy aprendí algo nuevo, no se dice San “Petesburgo”, se dice “San PeteRsburgo”, así con una R enorme en medio como en las películas de rusos que hablan siempre como los malos que aprendimos cuando éramos niños… Fue parte del aprendizaje, que suma a lo que durante tantos años he podido sumar a mi experiencia, y en la cual, también me he dado cuenta, no todos aprendemos igual. Aunque valga la pena decir que en ruso es “Peterburg” sin “s”… Pero eso es otro tema.

Y es que en la “manejada” de cinco horas y media, casi seis desde Moscú hasta estas latitudes, y aquí sí aplica el “latitudes” ya que uno “sube” en el mapa terráqueo muchos kilómetros desde la capital rusa en diagonal hasta llegar a la Costa del Mar Báltico, le da a uno tiempo de reflexionar sobre muchos temas. 

Sobre todo si viene uno solo o lo acompaña la majestuosa voz de “La Diva” Katherine Jenkins, que no es rusa, sino inglesa, pero que bien le hace la competencia a Anna Netrebko (ésta sí es rusa), en las diferentes versiones de O Mio Bambino Caro o incluso Carusso, voces y música entremezclada que deja espacio a la mente para empezar a viajar… ¿Cómo iba mi primera reflexión? Ahhh, sí, ¡que alguien me explique!… ¿Qué quiero que me expliquen? Ahí le va…

Hace cuatro años, tan polémicos como ahora, la Copa del Mundo fue tan divertida y contrastante como ahora. Es un estilo de vida para los aficionados al futbol, que nunca sabemos cómo van a darse las cosas a la hora de la verdad. México le ganó a Camerún, dicen algunos que fue “el peor Camerún de la historia”, empató con Brasil, también dicen “el peor Brasil de la historia”, porque fue al que apalearon los alemanes 7-1 en su casa y cerramos con otra victoria, invictos, derrotando a Croacia 3-1, y no sé si era “la peor Croacia de la historia”, pero les ganamos y bien. 

En la cancha, vistiendo los colores de la ex república yugoslava, estaban Mandzukic, Modric, Kovacic, Srna (el generoso benefactor de la golpeada ciudad de Donetsk en Ucrania), Rakitic,  Pranjic, Persic, Olic y todos los demás cuyos apellidos acaban con “c” que se pronuncia “ch”, y alguno que otro colado con otro tipo de apellido sin “ch”. Pero de todas formas les ganamos, y bien. Porque cuando el marcador es 3-1, no hay forma de decir que fue “apretado”.

También muchos dijeron, a manera de justificación “tirándole” al Tri, que le habíamos ganado a un equipo de mediano para abajo, que había calificado en el repechaje europeo. Yo le agregué en su momento que además de que había sido en el repechaje, Croacia “apenas” había superado 2-0 a Islandia en el juego de vuelta en Zagreb, mientras que en el juego de ida en Reijkuavic (éste no se pronuncia con “ch” sino así, “vic”), aunque a mí sí me quedó bien claro que Islandia había llegado a ese repechaje por desgracia, porque había sido altamente competitivo en su grupo eliminatorio en lo que fue una súper evolución para los islandeses considerando que en las eliminatorias de la Euro dos años antes, sólo ganaron uno de los ocho partidos que disputaron y en la eliminatoria cinco de 10 con sólo tres derrotas.

En esta eliminatoria, las cosas fueron curiosas en grado extremo. Hace cuatro años Islandia se quedó en la orilla por culpa de los croatas. Esta vez, compartiendo el mismo grupo, Islandia superó a Croacia y la mandó al repechaje, donde los ex yugoslavos lograron su boleto, ahora dejando en el camino a Grecia… En los enfrentamientos entre ellos, cada quien ganó en su respectiva casa. 

Es decir, por segundo Mundial consecutivo, los de Modric y Rakitic se colaron a la fase final, la gran diferencia fue el desempeño en la primera ronda, en Brasil sólo ganaron un partido, 4-0, ante “el peor Camerún” de la historia y fueron derrotados dos veces con marcador de 3-1 por Brasil y México para quedarse en la primera fase.

Aquí en Rusia, el destino los colocó de nuevo en el mismo grupo que Islandia, y esta vez, estando en una especie de “Grupo de la Muerte”, derrotaron a sus tres adversarios: 2-1 a Islandia, luego un impresionante 3-0 sobre “la peor Argentina de la historia”, y finalmente 2-0 sobre Nigeria, que estuvo a cuatro minutos de mandar a los de Messi a casa en la primera ronda.

Y luego. Lo demás es una serie de hechos que terminan en mi mente, mientras más cerca estoy de San PeteRsburgo, (así con “R”), Croacia avanzó no al cuarto, ni al quinto, avanzó ya al sexto encuentro, está en semifinales, luego de derrotar a Dinamarca en penaltis y a Rusia, también en penales y se prepara para encarar mañana en Moscú a “la mejor Inglaterra” de los últimos 28 años, tomando en cuenta que desde 1990, los británicos no habían llegado a las semifinales de un Mundial.

Todo esto, de las “R”, de las “CH”, de los “peores” y los “mejores” de la historia, para decirle que mientras México, con todo y sus siete boletos a la segunda ronda en los últimos siete Mundiales, ya está viendo esta fase de Rusia 2018 en televisión; Croacia, que pudo haber sido “la peor” de muchos años hace cuatro, y que por nada pudo no venir a esta Copa, ahí está en las semifinales. 

Yo no sé si sea meritorio o no ganarle a Grecia en el repechaje, y si sea más grandioso ganarle 1-0 a Alemania campeón mundial que 3-0 a Argentina sub campeón mundial, pero los croatas aquí están y nosotros no… ¡Que alguien me explique!… O usted, ¿cómo la ve?… 

evalerob@aol.com

www.twitter.com/evalerob

edgarvalero.wordpress.com

youtube/evalerob

Imprimir

Comentarios