El Buzón - Lectores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 11 de Julio, 2018
El Buzón | La Crónica de Hoy

El Buzón

Lectores

Comentarios de cibernautas sobre la entrevista a la futura encargada del Conacyt

Señor director:

Miguel Ángel Lopez Ontiveros comenta: Esperemos que lo pueda hacer y que el Conacyt responda a las problemáticas reales de la sociedad y no a los bonos de productividad de sus miembros.

 

Andronicus Junías afirma: Yo estoy desempleada pero hago investigación para no perder mi SNI, yo no acepté entrar al sistema de cátedras Conacyt porque vivo en la CDMX con mi familia y la cátedra era en Chihuahua. Es difícil trabajar sin un laboratorio, afortunadamente el IPN me ha apoyado mucho, pero también he sufrido humillaciones. Un Investigador cambió la chapa del laboratorio por el hecho de que no lo incluí en una publicación en la que él no contribuyó.

 

Roberto Díaz Sibaja, pregunta: Duda, si no tienes empleo (mi situación). ¿Cómo te mantienes en el SNI? O parafraseado distinto, ¿cómo conseguiste la adscripción? Si me pudieras mandar la información por inbox, te agradecería mucho.

 

Nazario Francisco contesta: Yo en tu lugar aceptaria la Catedra Conacyt. La familia no es una excusa para cuando quieres superarte.

 

Nora Millán señala: Hablar del posgrado es otro tema pendiente, porque algunos de sus posgrados de calidad distan mucho de serlo, se cayó en el juego de la simulación y también se hicieron de la vista gorda acreditando programas que no deberían tener ese reconocimiento, en fin, de verdad que sí hay mucho por hacer.

 

Ibis Laurel:Me parece que un punto interesante cuando se menciona el otorgamiento de becas, como dice Nora, es que se da a estudiantes de universidades privadas: mi posición es que estos jóvenes con recursos son los que con más facilidad aplican a este tipo de becas del Conacyt ya que dicho proceso requiere mucha inversión (pago de pasaporte, visa, envío de papelería, pago de aplicaciones a las universidades, un buen inglés —min. 4 años—, pago de exámenes —toefl, gre—, apostillamiento de títulos y un largo etc.). Si se obvia esta realidad puede parecer que las becas se las dan mayoritariamente a gente de escuelas privadas y con eso se simplifica el asunto. Becarios ­Fulbright están igual, gente que “no lo necesita” pero que son los que cubren todos los requisitos para realizar estudios en el extranjero. No sé cuál es la respuesta al problema, pero yo fui una de la pocas que realmente jamás me hubiera sido posible pagar una escuela en el extranjero (tuve que tener tres becas para realizarla).

A mi también me tocó obténer un beca Conacyt y vi que la colegiatura que daba a carreras tecnológicas podía ascender hasta 400 mil anuales cuando para una carrera de artes (la que yo estudié) solo daban hasta 52 mil anuales. Se requiere una revisión más exhaustiva de los casos.

Imprimir

Comentarios