PRD: los despojos - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 12 de Julio, 2018
PRD: los despojos  | La Crónica de Hoy

PRD: los despojos

David Gutiérrez Fuentes

Así como los priistas identifican a Peña Nieto como el culpable de la debacle del PRI, los perredistas, y en particular Raúl Flores, responsable formal de la derrota del partido en la Ciudad México, tienen ya a su villano favorito para justificar la paliza que les metió Morena en su gran bastión: Miguel Ángel Mancera. Es más fácil señalar a un personaje mediocre y gris, sin dotes de gobernante, que reconocer que después de las elecciones intermedias en lugar de acercarse a su aliado natural que era Morena, cometieron la torpeza de fortalecer sus nexos con un partido reaccionario. Y Raúl Flores, desde luego, fue uno de los principales artífices que desde la asamblea tejió alianzas que los ciudadanos se cobraron en las urnas.

Y de alguna manera Flores y sus secuaces tienen razón. El mandato de un personaje apartidista, sin carisma y sin cualidades políticas, apoyado en su momento por el propio AMLO y Ebrard en un escenario en el que no había mucho de dónde escoger, fue letal para el PRD y benefició en el muy corto plazo a Morena. Si uno fuera mal pensado podría inclinarse a creer que hasta lo hicieron a propósito.

Sin embargo, culpar sólo a Mancera del fracaso que redujo a un despojo político al partido del sol azteca en la CDMX, y en el resto del país, es una muestra de cobardía y ruindad. No deberían olvidar que este futuro senador sin méritos era la carta fuerte del perredismo “desmorenizado” ya, para disputarle a Ricardo Anaya la candidatura presidencial de ese Frankenstein de intereses mercantiles que fracturó a la derecha blanquiazul, porque ahora hasta existe ultraderecha bronca.

Raúl Flores reconoce que no pudieron “comunicar ni hacer atractivo a nivel de tierra (sic)” el contubernio con el PAN (su gran socio en la ALDF), pero irónicamente podrían deberle a dicho partido la conservación del registro. Esta posibilidad ha sido objeto de interpretaciones del artículo 41 de la Constitución: trátese de una benevolente como la del consejero Ciro Murayama, o de una más severa (¿o acaso apropiada?), como la que realizó el constitucionalista Roberto Duque. Si la lectura de Duque es la correcta, también el Verde y Movimiento Ciudadano desaparecerían del mapa electoral y yo no lo veo nada mal, son partidos desprestigiados. Raúl Rodríguez Cortés le dedica su más reciente columna de El Universal a esta encrucijada.

Pero Flores no es el único que se quiere curar en salud, también tenemos a Leonel Luna, el gran señor de la autocrítica, que perdió el cacicazgo en Álvaro Obregón después de ser un hábil gestor de las inmobiliarias que llegaron al grado de querer privatizar la Barranca de Tarango. Todo eso va para atrás, ya lo anunció Claudia Sheinbaum en un discurso reciente en el que realizó muchas promesas alentadoras que nos tocará a nosotros darle seguimiento, porque tampoco podemos negar que muchos de los responsables de la debacle perredista en la capital, saltaron con todo y mañas a Morena.

dgfuentes@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios