El voto siempre tiene la última palabra - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 16 de Julio, 2018
El voto siempre tiene la última palabra | La Crónica de Hoy

El voto siempre tiene la última palabra

Rosa Gómez Tovar

Finalizó el cómputo de los votos en todo el país y tenemos los primeros resultados válidos para cada uno de los candidatos. Falta aun que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva todas las impugnaciones sobre la jornada electoral federal del pasado 1 de julio para tener ganadores definitivos.

Sabemos que las impugnaciones que hasta ahora han llegado al TEPJF en su mayoría tienen como objetivo revertir una de las consecuencias de las preferencias del electorado, la pérdida del registro de dos partidos políticos nacionales.

La Constitución y la Ley General de Partidos Políticos establecen en el artículo 41 y 94, respectivamente, que si un partido político no obtiene el 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones, perderá su registro ante el INE.

Ahora, la votación válida emitida, según el Tribunal en la tesis LIII/2016, se integra con los votos depositados a favor de los diversos partidos políticos y de las candidaturas independientes, por lo que haciendo este cálculo, en la elección presidencial se necesita haber obtenido al menos 1,649,255 votos, en la de diputaciones 1,620,740 y en la de senadurías 1,629,470 votos. Los partidos Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza (NUAL) no reunieron estas cantidades en ninguna de las 3 elecciones por lo que están a punto de extinguirse, y de hecho el INE ya ha nombrado a interventores que resguarden los recursos de los mismos ante la eventual pérdida del registro.

Así que el PES y NUAL solo tienen un camino para intentar cubrir los más de 110 mil y 266 mil votos faltantes, respectivamente, para llegar al 3%, y es impugnar tantas casillas como les sea posible. En el caso del primer partido se trata de 15 mil casillas, en el caso del segundo sabemos que son al menos 182 juicios de inconformidad. Con esto lo que intentan no es anular elecciones, sino que se considere nula la votación en algunas casillas haciendo que el número de votos necesarios para conservar el registro sean menos, pues la votación válida emitida no considera el voto nulo.

 La última palabra recaerá en el TEPJF pero matemáticamente se ve bastante difícil que puedan lograr su cometido, así que en pocos meses tendremos menos partidos que los que llegaron a esta elección, pero puede que esa situación no dure mucho tiempo. De acuerdo con la LGPP en su artículo 11, cada seis años a partir de enero las organizaciones de ciudadanos que quieran formar un partido podrán declarar dicha intención al INE.

Aunque Pedro Kumamoto ha declarado que aún no sabe si quiere constituir un instituto político, los ciudadanos organizados alrededor de estas candidaturas independientes no deben desaprovechar el capital político acumulado en este proceso, además de que la oportunidad se cierra por al menos 6 años.

Aun cuando la ciudadanía confía muy poco en los partidos políticos, según las cifras tan citadas del Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México, estas elecciones nos confirman la voluntad de la sociedad para seguir renovando a sus gobernantes a través de éstos, pues fueron muy pocas las candidaturas independientes que tuvieron éxito, de ahí que Kumamoto deba considerar generar una nueva opción política a través del sistema de partidos.

Tener pluralismo político solo puede beneficiar a nuestra sociedad ya que implica la posibilidad de elegir entre distintas visiones de país y aunque a algunos les gustaría ver disminuido el número de partidos políticos, ni las impugnaciones ni las lecturas a modo pueden prevalecer, solo el voto puede definirlo.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios