#SinPopote, sin plástico - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 17 de Julio, 2018
#SinPopote, sin plástico | La Crónica de Hoy

#SinPopote, sin plástico

Wendy Garrido Granada

Sin popote está bien, pero está mejor sin plástico. Existe una campaña desarrollada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para invitar a la ciudadanía a dejar de consumir popotes, la cual está bien, pero debería no sólo concentrarse en los popotes, sino en el consumo del plástico en general.

Si los popotes viven más que el promedio de la población y tardan 100 años en desintegrarse, las bolsas de plástico tardan 150 años. La campaña debe enfocarse también en concientizar a la población en general para disminuir el uso de vasos, botellas de agua, tapas, platos y cubiertos desechables.

La comida para llevar ha tenido un crecimiento mayor con el avance de aplicaciones móviles y la vertiginosidad de la vida cotidiana, esto ha provocado que se incremente el uso de productos de plástico desechable. De los 7 millones de toneladas anuales de plástico que consume el país, el sector de envases se queda con el 48 por ciento.

La Semarnat tiene la obligación de llamar a las grandes empresas —algunas— que ya se han unido para dejar de usar popotes, para que también busquen otras alternativas al plástico. Rediseñen sus vasos y tapas desechables con materiales que tarden menos en degradarse. Que inviertan y donen recursos económicos para investigar mejores procesos de reciclaje, así como para que sus desechos lleguen a las plantas recicladoras que ya existen.

México es el décimo segundo consumidor de productos de plástico en el mundo. Un mexicano consume anualmente al menos 48 kilogramos de bienes hechos con plástico, mientras que en el resto de Latinoamérica un ciudadano consume en promedio 32 kilos, según datos de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico. Que también presume un crecimiento del 4.8 por ciento.

Es una industria millonaria, pero también sumamente contaminante. Por lo que la regulación debe de empujar a una nueva reconfiguración que evite que en el 2050 existan más basura y residuos plásticos que peces en el mar, como han alertado las organizaciones medioambientales.

Existen ya muchos materiales alternativos al plástico. La mayoría son de productos hechos a base de plantas, que son biodegradables y pueden ser usados en compostas. Éstos son los productos que tanto las grandes empresas como las medianas y pequeñas tienen que comenzar a utilizar, así como la ciudadanía para disminuir la contaminación por plástico.

También se debe implementar acciones desde los gobiernos para invitar a la ciudadanía a reciclar. Un buen programa de separación de basura, en algunas colonias de la Ciudad de México existe, pero en muchas otras no y menos se encuentran en otros estados.

Más plantas de reciclaje, a las cuales se les debe dar difusión en redes sociales y páginas web para que las personas puedan ubicarlas fácilmente y así generar una cultura de reciclaje. Más botes de basura en las calles de la ciudad que sean específicamente para plásticos. Y queda a las personas también concientizarnos. No sólo a las tortugas se les incrustan los popotes que son arrojados al mar. Otras especies marinas también sufren por nuestros desechos. Y también ya es hora de pensar en toda la basura que generamos por nuestro consumo desmedido, desde ropa hasta gadgets.

@wendygarridog

wengarrido@gmail.com

Imprimir

Comentarios