Neuronas y vida inteligente - Consejo Consultivo de Ciencias | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 18 de Julio, 2018
Neuronas y vida inteligente | La Crónica de Hoy

Neuronas y vida inteligente

Consejo Consultivo de Ciencias

Secretaría Ejecutiva del Consejo Consultivo de Ciencias

Recientemente, Pablo Rudomin Zevnovaty, investigador del Cinvestav-IPN y miembro del Consejo Consultivo de Ciencias, impartió la conferencia “Neuronas y vida inteligente”, en la que aseguró que nuestra capacidad de pensar y razonar está generada, y radica, en la actividad de nuestras neuronas.

Según el investigador, el desarrollo científico y tecnológico ha desencadenado una “revolución de la información”, en la cual, la cantidad de información crece de manera exponencial, sin embargo, no conduce a un aumento en el conocimiento. “La acumulación de información sin conocimiento conduce a la desinformación.”- señaló.

De acuerdo con el Dr. Rudomin, la diferencia entre información y conocimiento, es que la información es un conjunto de datos que constituyen un mensaje. Mientras que el conocimiento es un conjunto organizado de datos destinados a resolver un problema específico, cuya solución requiere, además de información, una serie de fases. En primer lugar, el procesamiento e integración de la información, seguido por un proceso de aprendizaje, la formulación de hipótesis, y finalmente, la validación de las hipótesis para adquirir el conocimiento que permita a los individuos y a las sociedades la toma de decisiones ante los retos del entorno.

Cabe resaltar que existen diferentes estudios en los que se demuestra la existencia de actividad cortical previa a la toma de decisiones de un individuo, es decir, “la decisión consciente de ejecutar un movimiento voluntario está precedida de actividad cortical que pudiéramos llamar subconsciente”. El miembro del CCC explica que este descubrimiento ha generado múltiples discusiones, puesto que se plantea si nuestras respuestas dependen de ese mecanismo subconsciente, o bien, si existe un libre albedrío. Esto tiene diferentes implicaciones; por ejemplo, en el ámbito penal, cuando una persona tiene problemas cerebrales como esquizofrenia, en muchas ocasiones, se exime al individuo de sus responsabilidades.

Explicó también que la ejecución de movimientos voluntarios, requiere de una planeación anticipada, así como de memoria a corto y largo plazo. Dicha planeación involucra varias regiones de la corteza cerebral en donde se generan mapas o modelos cognoscitivos y motores relacionados con los movimientos. Dichos mapas cognoscitivos no son una representación isométrica del entorno, es decir, lo que vemos es una representación de la realidad generada por nuestra corteza cerebral. Un ejemplo de esto es que solamente vemos en dos dimensiones, y la tercera dimensión es creada por un proceso cerebral.

Las imágenes que vemos son la construcción del propio sistema nervioso que está basado en modelos o hipótesis, que han sido heredados o aprendidos con base en la experiencia individual o colectiva, y dependen de nuestro contexto, ya que le damos un valor adaptativo. Lo mismo sucede con nuestros receptores cutáneos y el resto de nuestros sentidos, que han sufrido adaptaciones a lo largo de millones de años, de tal manera que al optimizarse han permitido nuestra supervivencia.

Como se menciona anteriormente, los movimientos voluntarios activan regiones específicas de la corteza cerebral. Lo interesante es que al pensar un movimiento aun sin ejecutarlo, también se activan áreas motoras y sensoriales del cerebro. El Dr. Rudomin señala que, desde el punto de vista clínico, el registro de la actividad neuronal en estas zonas hace posible, entre otras cosas, activar robots o prótesis en personas que padecen alguna lesión en la medula espinal o que carecen de alguna extremidad corporal, lo cual impacta en brindarles la posibilidad de mejorar su calidad de vida. Se considera que estas piezas robóticas (que responden a las señales neuronales) tienen una ejecución exitosa cuando hay coherencia entre los movimientos planeados y los movimientos ejecutados. 

Tras muchos años de investigación, el fisiólogo asegura que la información que proviene de las fibras sensoriales puede ser controlada por las neuronas. Las neuronas segregan la sustancia GABA (ácido gamma-aminobutírico) y cuando eso sucede, controlan el flujo de información. “Cajal pensaba que la información en estas fibras estaba fatalmente determinada y lo que nosotros hemos encontrado es que son rutas potenciales en las que el sistema nervioso puede dirigir (como si fuera un policía de tráfico) hacia dónde va la información” —afirmó.

Otra parte importante de la actividad neuronal, según el especialista, es la imitación de las acciones observadas, un elemento sumamente importante de la evolución dado que aumenta las probabilidades de sobrevivencia individual y poblacional. En este caso, la pregunta es si el comportamiento está determinado genéticamente o es impreso durante los periodos críticos del desarrollo.

El doctor explica que se han encontrado algunas neuronas llamadas neuronas espejo, que responden tanto cuando se realiza una acción determinada, como cuando se observa a otro individuo realizar la misma acción. Esta propiedad de las neuronas se llama aprendizaje por imitación o comportamiento resonante, lo que resulta de gran importancia cuando se habla de procesos educativos.

El estudio del sistema nervioso ha aportado elementos fundamentales sobre los eventos neuronales asociados con la generación de movimientos voluntarios y procesos cognitivos. Este conocimiento permite conocernos más y la forma como interaccionamos con el entorno. La interacción con el entorno, y sobre todo con otros individuos de la misma especie, influye en la integración de la autoconciencia y en los procesos cognoscitivos, sobre todo en las etapas tempranas del desarrollo.

El comportamiento social es una propiedad emergente, consecuencia de la interacción entre los individuos que forman la población, misma que puede ser positiva (tiende a aumentar el conocimiento positivo) o negativa (tiende a disminuirlo).

Imprimir

Comentarios