“Seremos felices mientras el futuro sea un lugar desconocido”: Ko Un | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

“Seremos felices mientras el futuro sea un lugar desconocido”: Ko Un

Entrevista. El poeta coreano, quien recibirá hoy el Premio Nuevo Siglo de Oro 2018 y leerá algunos de sus poemas en el Museo de la Ciudad de México, señala que “estamos en un mundo donde existe angustia y desesperanza por la injusticia”

“Seremos felices mientras el futuro sea un lugar desconocido”: Ko Un | La Crónica de Hoy

"La poesía existe para cantar las maravillas de la tierra pero también es necesaria en atmósferas de guerra y violencia porque la poesía le canta a esas situaciones, las debe poner de manifiesto”, señala en entrevista Ko Un (Gunsan, 1933), escritor coreano y uno de los asiduos candidatos en la terna del Premio Nobel de Literatura.

El autor, que hoy será galardonado con el Premio Nuevo Siglo de Oro 2018 y leerá al mediodía algunos de sus poemas en el Museo de la Ciudad de México, conversó con Crónica sobre su visión del futuro y la sonoridad de la poesía después de sobreponerse a intentos de suicidio, a observar la masacre de Kwangji en los años 80 y a estar encarcelado por sus versos.

“Estamos en un mundo donde existe angustia y desesperanza por la injusticia, no siempre estamos rodeados de valores humanos. Es necesario buscar la paz pero también a los árboles, al sol y a los pájaros. La poesía existe para esos motivos, para cantar las maravillas de la tierra, pero también la poesía es necesaria que exista en contextos de guerra”, indica.

El autor de Diez mil vidas visita México en el marco del encuentro internacional de poesía Di/verso 2018 y para promocionar una compilación de sus poemas traducidos al español por la editorial Círculo de poesía: Poesía dejada atrás, libro que incluye versos de las obras Ten Thousand lives (2015), Hymalaya Poems (2011), Flowers of a moment (2006), Beyond self: 108 Korean Zen Poems (1997) y What? 108 Zen poems (2004).

— ¿El corazón del poeta está condenado a ir en contracorriente de las mentiras?

— La poesía describe las mariposas que vuelan, las flores que nacen y los jóvenes enamorados pero la poesía también le canta a la guerra. La mayoría de los poetas épicos disfruta escribir sobre los héroes de guerra. Los poetas épicos son parecidos a Homero con la Ilíada y al poeta indio que describió las guerras en el Ramayana. También, hace muchos años los poemas sumerios tomaron la guerra como un tema muy importante.

“En el pasado algunos poetas admiraron el tema de la guerra. Hoy, en tiempos modernos, toman la guerra para escribir en contra de ella. Y mis poemas tienen también la función de estar en contra de la guerra”, responde.

Ko Un enfatiza que  la razón de ser de cada poeta es escribir contra la violencia, la guerra, la infelicidad y la miseria humana. “Los poetas deben estar en la primera línea contra esos actos, nadie debe perder de vista las posibilidades de la violencia y su expansión, porque es de fácil fertilidad entre las personas”.

El también ganador del Griffin Trust for Excellence in Poetry’s Lifetime Recognition Award, perdió a su familia durante la guerra de Corea y a su primer amor. Ingresó en un monasterio budista para reencontrarse y fue un  activista encarcelado y torturado por el régimen de su país.

— Como escritor errante ¿piensa en el futuro?

— No tenemos ninguna forma de ver el futuro. Seguramente todos seremos felices mientras el futuro sea un lugar desconocido. Los seres humanos descubrieron el mañana hace millones de años y el mañana fue descubierto cuando nuestros antepasados salieron de África.

“Aparte del ser humano, las plantas ni animales tienen un sentido del mañana. El agua ni las piedras saben qué es el mañana. Únicamente los seres humanos tenemos la noción del futuro porque tenemos conciencia del tiempo, por eso decimos fácilmente ‘nos vemos mañana a las 5 pm’ o ‘nos vimos ayer a las 6 am’”, explica.

Ko Un acepta que ha vivido una larga vida y ha tenido una relación muy importante con su pasado, pero no puede anticipar lo que vendrá.  

“Estoy seguro es que seguiré escribiendo poesía, tengo bastantes poemas por escribir y definitivamente lo seguiré haciendo porque cuando pienso en la poesía, todavía me emociono como al inicio cuando me convertí en poeta. En ese entonces tenía 25 años y mi corazón latía fuertemente. Hoy sigue latiendo”.

— ¿Qué significa para usted la oralidad?

— Cuando leo mis poemas en voz alta me siento un poeta y eso me hace muy feliz. Pero cuando leo poemas de mis amigos o a otros poetas, me gusta leerlos en silencio. Son diferentes tipos de lectura. Cuando leo en silencio es para mí mismo y cuando lo hago en voz alta es para otros y me interesa compartirlo de esa manera.

El autor coreano con más de cien libros escritos, asegura que la poesía latinoamericana es muy amplia y querida, en especial, admira los versos de Octavio Paz y Pablo Neruda.

“India y Prusia tuvieron poetas antiguos muy importantes, así como también en China existe una gran tradición de poetas, sucede lo mismo con África y con los poemas griegos. La poesía latinoamericana tiene la misma importancia que todas estas tradiciones que he mencionado. He leído poesía mexicana desde hace mucho tiempo y tengo un gran respeto por ella, por ejemplo, los poemas de Octavio Paz son considerados los mejores. El arco y la lira de Paz es uno de los libros más leídos en Asia, incluso, en las escuelas se enseña la poesía desde la perspectiva de Paz”.

Imprimir