Calzada, secretario distraído - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 24 de Julio, 2018
Calzada, secretario distraído | La Crónica de Hoy

Calzada, secretario distraído

Leopoldo Mendívil

PRESIDENTE PEÑA NIETO:

 

+Ciertas cosas necesitan

ser acabadas antes de que

ellas acaben contigo

Anónimo

Si la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) fallara en cumplir con la responsabilidad de facilitar la alimentación de los 122 millones de mexicanos que habitamos el país, estaríamos  condenados a muerte por inanición y México, como país, sería sencillamente un imposible.

Para que eso no ocurra, la  misión de la Sagarpa está perfectamente delineada en función de “promover el desarrollo integral del campo y de los mares del país que permita el aprovechamiento sustentable de sus recursos, el crecimiento sostenido y equilibrado de las regiones, la generación de empleos atractivos que propicien el arraigo en el medio rural y el fortalecimiento de la productividad y competitividad de los productos para consolidar el posicionamiento y la conquista de nuevos mercados, atendiendo a los requerimientos y exigencias de los consumidores.”

Para que esto sí ocurra, la Sagarpa opera un Programa de Comercialización y Desarrollo de Mercados para mantener o mejorar el ingreso de los productores agropecuarios y pesqueros a través de brindar certidumbre en la comercialización…”

Mercados hay, por ende, a pasto en todo el país, pero si no existiera la Central de Abasto en esta capital, diversas insuficiencias repercutirían en la alimentación de todos nosotros, porque a pesar de la dudosa fama que aún pesa sobre ese organismo desde que su nombre oficial era La Merced, su operación actual  en numerosas ocasiones se ha considerado más un milagro del cielo que el funcionamiento eficiente de un centro comercial considerado, ya de tiempo atrás, el más grande del mundo, por lo que el actual administrador del Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto, Sergio Palacios Trejo, suele decir que este monstruo del abasto nacional no se administra, sino que se gobierna…

Y quizás esto último sea la explicación de que cuando aún era el titular de la Sagarpa, don José Eduardo Calzada Rovirosa plantó a Palacios Trejo cuantas veces coincidió con él en algún sitio y le invitó a realizar un recorrido por la Central de Abasto para que confirmara la forma como ese lugar intenta entrar —aunque parezca una ocurrencia el siquiera imaginarlo— en la era digital con un sistema de comercio electrónico para abastecer con multiplicada eficacia la mayor parte del país.

La conducta del exsecretario de agricultura, ganadería y todo lo demás.., puede ser que tenga su explicación en la maestría en Administración de Empresas que le otorgó la Universidad de Nuevo México, después de estudiar esa carrera en la ya desaparecida —por quiebra…— Universidad Nuevo Mundo, ¿Pero se puede encontrar fácilmente, para aprender aunque sea un poquito, una instancia comercial como la Central de Abasto, por donde pasa al menos el 80 por ciento de todos los alimentos producidos en el suelo mexicano.., que está asentada en una superficie de 327 hectáreas, equivalentes a 163 veces la Plaza de la Constitución capitalina; que comercializa 30 mil toneladas diarias de alimentos; que tiene una capacidad de almacenaje de 120 mil toneladas; que concentra seis mil pymes o puestos, si así prefiere don Pepe Calzada llamarles…—; que el 80 por ciento de los alimentos consumidos en esta capital y el 30 por ciento en el resto del país se descargan y luego se venden en este lugar; que ahí trabajan diariamente  unas 90 mil personas, 13 mil 800 de ellos, carretilleros; que desde su inauguración, hace 35 años, la Central de Abasto no ha dejado de operar ni un solo día, permaneciendo abierta las 24 horas de cada jornada y que recibe unos 20 millones de visitantes-clientes por mes...?

Pues mire, presidente Peña, si la mitad de los miembros de su gabinete trabajaron con el mismo criterio de don Pepe Calzada durante los dos años y siete meses que duró en el cargo, se explicaría fehacientemente la limitada fama que logró su gobierno… Y si llevó ese mismo criterio cuando se fue a trabajar en el período de campaña presidencial del PRI, pues qué tristes resultados debió rendirle a su amigo José Antonio Meade

Termino recomendando a don Baltazar Hinojosa Ochoa, el sucesor de don Pepe Calzada en Sagarpa, que si Palacios Trejo lo invita a visitar La Central de Abasto, no lo piense, simplememente vaya porque si no, puede que también usted sufra mal de ojo y también se quede sin chamba en el próximo gobierno…

 

Internet:  Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Imprimir

Comentarios