“Creía que me habían olvidado”: Juan Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 24 de Julio, 2018

“Creía que me habían olvidado”: Juan Tovar

El escritor recibirá hoy la Medalla Bellas Artes por sus aportaciones a la cultura. En las letras encontré el flujo de la palabra y el teatro es la palabra que se tiene que decir desde un escenario, añade

“Creía que me habían olvidado”: Juan Tovar | La Crónica de Hoy
Juan Tovar cuenta que al recibir la noticia de la Medalla, dijo: “¡Ah caray! Ya se estaban tardando”

“En las letras encontré el flujo de la palabra y el teatro es la palabra que se tiene que decir desde un escenario”, sostiene el cuentista y guionista Juan Tovar (23 de octubre de 1941, Puebla), quien recibirá hoy la Medalla Bellas Artes, por sus aportaciones a las artes y la cultura de México.

El escritor comenta que la noticia lo tomó por sorpresa, pues “creía que me habían pasado por alto. Recibí la noticia por teléfono y lo primero que dije fue ‘¡ah caray! Ya se estaban tardando’”.

Juan Tovar se sentía un tanto olvidado, dice que quizá se debía a que no estrenaba nada desde 2010, “como que ya estaba fuera de moda”; sin embargo, su percepción cambió con la noticia de una medalla que dedicará a toda la gente.

“Desde que inicié no he parado. En esto del drama uno siempre anda buscando causa y efecto. Creo que la causa fue la publicación del primer tomo de Teatro reunido I. El segundo tomo creo que se publicará en diciembre. La medalla es el resultado de la publicación”.

TRAYECTORIA. A lo largo de su carrera, Juan Tovar se ha desempeñado como traductor, guionista y maestro, pero recuerda que el inicio estuvo marcado por los cuentos.

“Siempre la hice de cuento, cuando llegué de mi natal Puebla, lo hice con un borrador, tenía la dirección de Emilio Carballido a quien ya había conocido, porque le había enviado algunos escritos y él contestó con una carta en la que había críticas certeras y útiles. Lo primero que pensé en ese momento fue ‘ya tengo dónde aterrizar’”.

Tovar viajó a la Ciudad de México, se instaló y fue a buscar a Carballido, quien no lo reconoció hasta que, tras conversar, lo recordó. El acto seguido el escritor le dejó algunos de sus cuentos y su respuesta fue un “envíalos al concurso Casa de las Américas, donde gané una mención”.

A partir de ese momento, Carballido y Tovar entablaron una amistad, incluso Juan Tovar fue a la casa de su amigo para tomar un curso. A la par, el joven escritor comenzó a estudiar Letras Españolas en la UNAM, pero “no tuve la constancia suficiente”.

Juan Tovar ya no quería seguir produciendo cuentos, se lo comentó a Carballido, a lo que éste, desconcertado, le comentó “como que el teatro no se te da, mejor sigue con tus cuentos”.

Como parte de su formación, Juan Tovar había actuado en algunas producciones universitarias, pero por otro lado, el proceso de escritura continuó, al grado que llegó a soñar cuentos, fue entonces que se dio cuenta que nunca iba a dejar de escribirlos, hasta que tomó una decisión que lo llevaría al teatro.

“Escribir teatro era algo que tenía desde que estaba en el Teatro Universitario de Puebla, en los tiempos en los que estudiaba Ingeniería Química. Me he caracterizado en mi constancia en abandonar carreras, creo que por eso no me han dado un modesto Honoris Causa. Soy alguien que ejerce sin título”.

Juan Tovar indica que de algún modo, los títulos son útiles, pero su falta de ellos no le hizo abandonar la idea de incursionar en el teatro, por lo que llegado el momento se dijo “¡basta!”.

“El incursionar al teatro fue un acto de desesperación y decisión, me dije ‘voy a contar todas estas historias al mismo tiempo’”, y fue como surgió Criatura de un día, libro al que califica como una de sus creaciones más extrañas.

Al analizar las diferencias que encontró en el cuento y en el teatro, el escritor señala que sus “cuentos se caracterizaban por el punto de vista de un personaje, aunque sí había otros personajes. Tratando de escribir teatro tuvieron que salir varias voces”.

Otra de las facetas de Juan Tovar, fue ser profesor en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), actividad que dejó cuando Henner Hoffman tomó la dirección del CCC.

“Hoffman, como decía Margules, era un técnico y seguramente se le hizo que ya había demasiados maestros de guion en el CCC, así que cortesmente me puso de patitas en la calle”.

Pese a no dar clases, sostiene que sigue el trabajo de las nuevas generaciones, representados en exponentes como David Olguín y Flavio González Mello. Además, Juan Tovar continúa escribiendo, por una parte, mientras que adelanta, ya están ensayando La hecatombe, en la que aborda el Movimiento estudiantil de 1968.

Aunado a los ensayos de La hecatombe, trabaja en otras dos obras: Cambio y Recambio, la primera realista mientras que la segunda fantástica, una en 2006, la otra en 2018.

-El escritor Juan Tovar recibirá la Medalla Bellas Artes hoy, a las 19:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes. Entrada libre.

 

Imprimir