Chivos expiatorios; chivos en vidriera - Rafael Cardona | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Julio, 2018
Chivos expiatorios; chivos en vidriera | La Crónica de Hoy

Chivos expiatorios; chivos en vidriera

Rafael Cardona

Hace unos días fue detenido en Querétaro el director responsable de obra, Juan Mario Velarde Gámez, acusado de construir un departamento en la parte superior de las aulas de la derrumbada escuela Rébsamen. Ése no era un problema estructural ni tampoco de ingeniería. El problema fue hacerlo mal.

En todo caso habría sido una violación del uso del suelo, conocida y consentida por la delegación Tlalpan y quizá hasta por el Invea.

“Velarde Gámez —dice EoL—, recurrió a un documento falso para buscar un amparo y evitar una acción penal en su contra, al ser uno de los acusados por la muerte de 26 personas”.

Pero el asunto en el fondo es muy simple: así como en el “News Divine” los mandos policiacos superiores, causantes de la estampida y la muerte de los jóvenes en una tardeada, nunca fueron juzgados y sin embargo, el dueño del edificio fue refundido en la cárcel, como si él fuera responsable de las acciones de los arrendatarios, en este caso ninguna autoridad delegacional (mucho menos la señora Sheinbaum), fueron tocados ni con el pétalo de una denuncia, a pesar de haber sido advertidos del riesgo por los técnicos.

Por otra parte ya parece una constante en los políticos de esta tendencia. Marcelo Ebrard fue cesado como secretario de Seguridad Pública por su negligencia en el linchamiento y quemazón de dos personas en Tláhuac. Andrés Manuel lo protegió y ahora es el secretario de Relaciones Exteriores del futuro gobierno. Claudia Sheinbaum es la jefa de Gobierno entrante en la Ciudad de México.

Chivos expiatorios, chivos en cristalería.

BARBAS Y SISMO

Mientras en el INE se quieren rapar las barbas del fideicomiso de Morena, el gobierno federal pone las suyas en remojo previsor. Rosario Robles, la secretaria de Sedatu y antes de Sedesol, advierte:

 “…Noventa y seis por ciento de las tarjetas de apoyo para damnificados por el sismo del 19, con un monto de 15 mil pesos por daño parcial, y 120 mil por daño total, han sido entregadas a los afectados, aseguró Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano.

“Aclaró que la falta de difusión de información proveniente de entes federales durante los últimos meses se debió a la veda electoral de 2018”.

Estas precisiones, junto con la aclaración de ausencia en el manejo del fideicomiso (otra vez fideicomiso) Fuerza México, absolutamente formado por capitales privados y empresariales, intenta evitar la contaminación por el tema por el cual terminó el idilio de Andrés Manuel con algunos sectores sociales.

GOYTISOLO

Esta columna no se especializa en crónica literaria; muchos menos en crítica de autores, pero no puedo, ahora cuando se le ha entregado el Premio Carlos Fuentes (mejor sería decir el premio Silvia Lemus) a Luis Goytisolo, olvidar esta cita. Es del conocido crítico español, Santos Alonso.

“… Goytisolo ha cedido sin reservas a la tentación comercial y ha seguido un modelo narrativo fácil y cómodo que no anima a la participación activa del lector, ya que todo está establecido de antemano y aclarado más tarde con explicaciones y pistas excesivamente explícitas (Escalera hacia cielo. Espasa Calpe. 1999).

“La razón no es otra que su trama y su estructura, preparadas para la digestión de cualquier estómago, sin descartar a sus personajes planos, sin evolución, sin matices ni contrastes. No es de extrañar que con estos ingredientes las cosas ocurran con evidente anticipación, los personajes entren en contacto por medio de casualidades y equívocos muy delineados y el argumento discurra a través de una construcción mecánica cuyas piezas encajan de modo previsible.

“El resultado, por tanto, es una novela de entretenimiento y un producto que sólo contribuye a fomentar el mercado editorial”.

En el año 2015, Goytisolo mismo escribió esto. No se sabe si es una autocrítica o una censura a sus coetáneos. Pero así lo dijo:

“…Por otra parte, en torno a los 80, se fue implantando con éxito un nuevo tipo de novela que, debido a su amplia acogida, despertó más respeto que rechazo: la novela de gran público, el best seller, un producto más relacionado con el éxito de ventas que con la calidad literaria, y que sin duda ha contribuido a oscurecer la aparición de más de una obra de autores de verdadero talento publicada simultáneamente.

“Un tipo de narración que ha existido siempre, pero sin la pretensión no ya de ser equiparada sino de suplantar a lo que hasta ahora se ha entendido por novela.

“Su principal característica es que ‘te atrapa’. Y, bueno, será que no me atraen los cebos ni los anzuelos, pero el caso es que se trata de algo por lo que nunca me he sentido atraído. Con leer las primeras líneas, las últimas y alguna página abierta al azar de la, por lo general, voluminosa novela, tengo bastante”.

Pues será el sereno, pero esta distinción le mete a Goytisolo en la billetera, 25 mil dólares.

Y a estas alturas ya ni pensar en el tipo de cambio.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios