Norbert Elias y la civilización - José Carlos Castañeda | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Julio, 2018
Norbert Elias  y la civilización | La Crónica de Hoy

Norbert Elias y la civilización

José Carlos Castañeda

Steve Bannon, exestratega en jefe de la Casa Blanca, se encuentra en Europa con un propósito claro: crear una organización denominada “El Movimiento”, orientada a promover a la derecha populista en todos los países del continente. La meta es consolidar a todos los grupos heterogéneos extremistas para integrar un amplio bloque de candidatos a las elecciones del Parlamento Europeo en 2019. En torno a este “Movimiento” prosperan las ideologías nacionalistas populistas que pretenden cerrar las fronteras a la migración. Para cumplir con estos proyectos, Bannon considera crear una Fundación que actúe como antagonista de la Fundación por una Sociedad Abierta (Open Society Foundation), patrocinada por el multimillonario George Soros. Europa enfrenta una vez más el riesgo de un retroceso en el proceso de forjar una sociedad libre con valores democráticos.

La ofensiva de los grupos de ultraderecha se ha apoderado de una buena parte de la esfera pública. Su discurso inyecta a los debates racismo, odio y violencia. La democracia está sitiada. Para entender este tiempo que ha comenzado a oscurecer, una opción es retomar la lectura de autores que ya vivieron épocas de segregación social, intolerancia, y exclusión, como Norbert Elias.

Para adentrarse en su vida y su obra, una guía básica es el ensayo de Gina Zabludovsdky publicado por el Fondo de Cultura Económica, donde también se han editado cinco obras principales de este autor fundamental de la sociología alemana. ¿Por qué Norbert Elias? ¿Cuál es su relevancia en nuestro tiempo? ¿Qué aporta al pensamiento actual? Antes de abordar estas preguntas, repasemos algunos datos de su biografía. ¿Quién es este sociólogo alemán que pasó más de tres años recluido en la biblioteca del Museo Británico para escribir El proceso de la civilización? Justo el inicio de la Segunda Guerra Mundial coincidió con la primera edición de la obra. Una paradoja atroz: ver publicado un libro en torno a la vida civilizada, cuando el nazismo destruía las ideas de humanidad de la Ilustración francesa en los campos de concentración.

Norbert Elias busca indagar en los comportamientos históricos y sociológicos que transforman nuestras pulsiones agresivas para alcanzar esa extraña categoría que llamamos “civilizado”. Su punto de partida es un trabajo psicoanalítico, El Malestar en la Cultura, un texto donde Freud estudia cómo la cultura juega un papel crucial para controlar la agresividad humana. En este sentido, El proceso de la civilización hace una “minuciosa reconstrucción histórica” del “camino que ha llevado a la internalización de la coerción extrema en el superyó”.

Retomo cuatro elementos de enorme actualidad en su análisis social. Primero: el poder no es un objeto. No se conquista, no se toma, no está contenido en ningún lugar. No se adquiere como una mercancía. El poder es una relación dinámica y en constante tensión. Es un juego de equilibrios y grados. Balances y contrapesos. Segundo: la forma como el espacio público y el ámbito privado se entrelazan. Vida privada y vida pública coinciden en un juego de espejos histórico, donde los escándalos son el mejor ejemplo de la porosidad. Tres: en un contexto donde pensar sociológicamente significa limitarse a los conceptos de lucha de clases y economía política, Elias profundiza en las costumbres públicas y las prácticas sociales para identificar cómo el Estado y la sociedad establecen controles sociales y, en paralelo, se forjan mecanismo de autocoerción. Cuatro: ante la teoría de la modernidad de Max Weber, cuestionarse sobre el proceso de la civilización también es un modo de ofrecer una respuesta alternativa. Quizá la modernidad no se define por su racionalidad, sino por el grado de contención y autocontención del comportamiento social.

 


@ccastanedaf4

Imprimir

Comentarios