Damián Alcázar espera cambios en cine, pero “primero hay que pacificar al país” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 28 de Julio, 2018

Damián Alcázar espera cambios en cine, pero “primero hay que pacificar al país”

Giff. El actor mexicano, que fue homenajeado por el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, habló de las esperanzas de cambio en el país y de sus nuevos proyectos con Luis Estrada y Netflix

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

“Soy un actor de cine latinoamericano, vivo al día y no me estoy quejando”, expresó el actor Damián Alcázar a los medios este sábado, un día después de haber sido homenajeado por el Festival Internacional de Cine de Guanajuato. En su carrera y en estas palabras se refleja de alguna manera, de forma resumida el momento que vive el cine mexicano en la actualidad: goza de un gran prestigio como actor, pero muchas de sus películas no llegan a las salas de cine mexicanas o permanecen poco tiempo en cartelera; gana premios, pero no vive en el glamour estrafalario; y “tengo esperanza de que cambien las cosas, pero que quede claro que no soy de Morena”.

El actor ha sido una figura activa en la política, hace unos meses solicitó licencia para dejar su cargo como diputado de la bancada de Morena en la Asamblea Constituyente, a su vez, también ha depositado su entusiasmo en el triunfo de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia del país, por lo que ve con buenos ojos una anhelada oleada de propuestas que se enfoquen en el proteccionismo del cine mexicano para una justa competencia en el mercado cinematográfico. Sin embargo también asegura que hay otras prioridades:

“Espero muchas cosas del nuevo gobierno pero también sé que hay otras prioridades: La pacificación, la armonía, recobrar nuestros valores y darles la dimensión de una sociedad que debe vivir tranquila y en paz; la hambruna, la falta de agua en muchas comunidades y un montón de cosas que han quedado en el abandono”, expresó el actor.

“¿Vamos a conseguir el cambio (en el cine)? Yo creo que sí, pero no creo que sea la mayor prioridad, primero hay que pacificar a este país y darle de comer al que no tiene, ya después nos enfocamos en lo demás”, enfatizó y añadió “no se trata de que el mundo tenga una sola visión, pero sí de encontrar una forma de comprender ciertos proyectos necesarios y urgentes para el país”.

Reafirmó la batalla de hace muchos años. Que el principal problema del cine mexicano es la falta de exhibición, y para ello sugirió que hay formas de comenzar a acercarlo a la gente para comenzar una reestructuración: “No solo hay que acudir al estado, sino también a la iniciativa privada (…) Necesitamos buen cine del mundo, que los mexicanos conozcan su cine y no solo la bazofia gringa, porque ellos hacen mucha mejor televisión que cine, salvo sus honrosas excepciones”, comentó.

“Si en la Cineteca Nacional ves las salas llenas de muchachos ávidos de ver buen cine, por qué no pensar en hacer una cineteca en cada ciudad de gran población en el país”, mencionó.

Honor a quien honor merece. “Damián Alcázar, un referente de la cinematografía nacional con una infinidad de personajes que han quedado grabados en nuestra memoria”, dijo Tenoch Huerta al presentar, la noche del viernes en el Teatro Juárez, una semblanza de la prolífica vida actoral del nacido en 1953.

El video hizo un recorrido por los diversos rostros que Alcázar encarnó a lo largo de su trayectoria, desde su debut en el cine con La ciudad al desnudo, hasta las cintas más emblemáticas de su trayectoria, de la mano de Luis Estrada, como La ley de HerodesEl infierno y La dictadura perfecta. Luego llegó un momento emotivo, al subir al escenario a recibir primero, la Cruz de Plata, de manos de Sarah Hoch, directora del GIFF; después, la Medalla de Plata, de parte de la Filmoteca de la UNAM, en reconocimiento a su trayectoria histriónica, y es que tanto Sarah Hoch como Damián Alcázar no pudieron evitar dejar escapar algunas lágrimas.

“Pensé que no me iba a emocionar. Fue maravilloso lo que vi: todo este trayecto que tiene que ver con mis compañeros y con mi gente. Todos los personajes son evidentemente el reflejo del mexicano, del latino. Tenemos la posibilidad de tener un mejor país de ahora en adelante. Trabajemos juntos. Ha sido una larga lucha de muchas personas y ya lo conseguimos. Vamos a apoyarlas”, dijo como parte de su discurso.

A propósito de su carrera ayer explicó la razón por la cual no ha regresado a filmar a Estados Unidos después de participar en la saga de Las Crónicas de Narnia, “he hecho más de 15 películas como sudamericano, de distintos países, en Estados Unidos tuve la oportunidad de trabajar desde hace muchos años, pero ahora me cuesta porque hay mucho trabajo en español y tantas buenas historias que sólo haría otra película en inglés si fuera un desafío grande”, dijo.

Regresa mancuerna Alcázar-Estrada. Durante la conferencia magistral que ofreció el actor la mañana de ayer en el Teatro Principal, Damian Alcázar dio a conocer la noticia de que comenzó a trabajar en un nuevo proyecto junto a Luis Estrada, con quien ha realizado algunas de las críticas al gobierno más destacadas del séptimo arte en México. Pero ahora la crítica no irá hacia ellos:

“Ahora Luis quiere cambiar y tirarle a la gente que también es corrupta, mentirosa, que también se permite triquiñuelas, hay mucha gente escéptica, es decir, ahora les gusta la crítica al Estado, pues ahora va hacia ustedes (el pueblo) y eso me parece extraordinario”, dijo el actor.

Más tarde en la rueda de prensa precisó, “hasta ahora solo hay una lectura de guion, una fuerte crítica a mi amigo director. Es una película que apunta a que la crítica va a ser ahora hacia la gente, que somos nosotros: que habla sobre por qué no avanzamos, si por agachones, por dejados, por escépticos, por corruptos o tramposos, por todas las cosas que sabemos que tenemos pero que además decimos que no”, comentó.

Defensa del periodista. Finalmente Alcázar habló de su nuevo proyecto con Netflix, Tinta roja, en la que hará eco de la violencia que asola a los medios de comunicación. Durante 13 episodios se narrará la vida en el periódico Frente Tijuana, tras el asesinato el atentado del candidato puntero en Baja California.

“Ya no podemos seguir permitiendo que sigan cayendo nuestros periodistas, nuestros reporteros, es una infamia de parte de la gente que ordena esas ejecuciones, tenemos la posibilidad de ser incluyentes, tolerantes, trabajar, quitar de enfrente a los violentos, los corruptos”, concluyó.

 

Imprimir