Sylvia Pasquel celebra medio siglo de carrera con teatro y protagónico para Ripstein | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 01 de Agosto, 2018

Sylvia Pasquel celebra medio siglo de carrera con teatro y protagónico para Ripstein

Este año la actriz cumple 50 años desde que tuvo su primer papel en cine profesional en El ángel exterminador, de Luis Buñuel. En octubre iniciará gira con No seré feliz, pero tengo marido.

Sylvia Pasquel celebra medio siglo de carrera con teatro y protagónico para Ripstein | La Crónica de Hoy
Pie de Foto: El monólogo No seré feliz, pero tengo marido que protagoniza la actriz cumplió este año mil representaciones.

El Ángel Exterminador fue el primer proyecto en el que la primera actriz mexicana Sylvia Pasquel, se adentró de manera oficial en el mundo de la actuación a los 10 años de edad, 50 años después, hace un recuento de su trayectoria.

Con la puesta en escena No seré feliz, pero tengo marido, Pasquel piensa iniciar una gira el próximo octubre, que llevará al resto de la República Mexicana y Estados Unidos: “Los proyectos debemos exprimirlos hasta donde nos den y este es uno de ellos, por eso, no hay mejor manera de festejar que con esta propuesta”, declaró en entrevista con Crónica.

Esta puesta en escena le otorgó el Premio a Mejor Actriz de Monólogo, entregado por la Agrupación de Periodistas Teatrales, de la que celebró recientemente mil representaciones.

La hija mayor de la actriz Silvia Pinal y de Rafael Banquells, creció en los sets de televisión, lo que la llevó a no querer salir de ahí y dedicar su vida a darles esencia a los más de 30 personajes que ha interpretado en el cine, la televisión y el teatro.

Una carrera en la que tuvo la oportunidad de trabajar al lado de su padre: “Era todo un tema trabajar con él, se portaba súper estricto, se le pasaba la manita, y no porque fuera su hija me dejaba hacer lo que se me diera la gana. Pero era una persona tan adorable, que se convertía en una delicia trabajar con él”, compartió.

En el cine ha participado en cintas como El Santo vs Blue Demon en la Atlántida, La casa del farol rojo, El amor tiene cara de mujer, por mencionar algunas. Y en la televisión se le vio en telenovelas como Los Inconformes, Muchacha italiana viene a casarse, Humillados y ofendidos, entre otras.

Declaró que su mayor pasión la ha enfocado en el teatro: “Es lo más cercano, puedes sentir al público, puedes sentir su respiración, su risa, lagrimas, es un intercambio de emociones y si logras conectar, puedes llevar al público a la comedia, al drama y a donde tú quieras”.

“En el teatro soy otra persona, soy muy amable y respetuosa con mi público, nunca ha llegado nadie a agredirme, la gente me quiere mucho. Pero aparte me he dado cuenta que llevo un record en teatro de obras de puras mujeres, como dicen, mujeres juntas, ni difuntas, y eso me da una posibilidad de seguir haciendo más teatro”, dijo.

Pasquel ha sido participe de las obras; Vaselina, Sugar, La pandilla, Entre mujeres y actualmente No seré feliz pero tengo marido, la cual se presenta en el teatro 11 de Julio: “nunca había hecho un monólogo y es una responsabilidad de mantener al público atento, es una prueba muy difícil. En esta obra hice un traje a la medida, tiene pasajes divertidos y con mucha enseñanza dentro de la risa; ahora quiero hacer más monólogos”, mencionó.

Su paso por la actuación se ve relejado en las 29 telenovelas, 19 películas, 28 obras de teatro, y además, en los15 programas de televisión, lo que significó para ella, un talento que tuvo que desarrollar a partir de la improvisación.

“Cada proyecto tiene mucho de mí, hay algunos que quiero más que a otros, pero a todos los he parido. Aún me gustaría hacer La Celestina en teatro, pero ahorita lo importante es abrir el espectro de cada propuesta. Yo por eso tengo varios espacios para hacer teatro, pero sí le diría a todos que para esta carrera se necesita paciencia y resistencia, de prepararse todos los días, no perder el piso; es importante picar piedra y hacer muchos géneros”, dijo.

Añadió, “mi padre me decía que teníamos que probar de todo, y solo de eso íbamos aprender hacer lo que hoy sabemos. Por eso es que hay que hacer de todo en la actuación, hay papeles que no nos gustan, pero debemos darle el sentido de nuestra esencia y solo así, seremos actrices nutridas, yo hasta la fecha hago castings, y si no me quedo no pasa nada”.

 

Multipremiada

Ganadora a tres Premios Bravo y un Premio ACE, además recibió el Premio Califa 2015 por 48 años de trayectoria en los escenarios teatrales, televisivos y cinematográficos, sobre lo que declaró “aún tengo mucho por hacer, hasta que el cuerpo me lo permita”.

Una vez concluida la gira, Pasquel comenzará las grabaciones de una nueva película bajo la dirección de Arturo Ripstein: “Seré la protagonista de su filme, y eso me llena de orgullo porque es un hombre muy talentoso, es una experiencia enriquecedora y estar con él te coloca en un nivel de actriz importante dentro de la cinematografía. Su esposa Paz, escribe de una manera sólida y poética, eso transmitiré yo, de la poesía escrita a la visual. Desde el personaje que me dio en La Calle de la amargura, supe que tendría muchos aprendizajes”, dijo.

“La actuación es mi vida misma, no hay definición, llevo más de media vida trabajando y simplemente definiría esto, como mi vida entera”, concluyó.

 

Pie de Foto: El monólogo No seré feliz, pero tengo marido que protagoniza la actriz cumplió este año mil representaciones.
 

Imprimir