La constitución moral - César González Madruga | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 08 de Agosto, 2018
La constitución moral | La Crónica de Hoy

La constitución moral

César González Madruga

Esta semana el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo en conferencia de prensa que convocará a la ciudadanía para “crear una Constitución Moral que fortalezca los valores culturales y espirituales” y agregó que busca el “bienestar del alma”. Esta propuesta es, sin lugar a dudas, el fundamento pilar de la cuarta transformación de México y coloca a AMLO como un verdadero estadista, comprendido éste en la frase de Wiston Churchill cuando aseveró “un político se convierte en un estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”. 

Para comprender la “constitución moral” quisiera repasar lo que ésta ha significado en otros países del mundo. Por ejemplo en Francia, tras su revolución, se creó un Pacto Social en el que se establecían los valores fundamentales sobre los cuales renacería una nueva etapa histórica francesa, los cuales eran “libertad, igualdad y fraternidad” y para lograr preservarlos redactaron una constitución y crearon un Estado. En caso de que alguno de esos valores fuese contravenido por la realidad, entonces la sociedad en su conjunto tiene la obligación de reconfigurar su Estado o su constitución para sostener el pacto original.  

En el caso de los japoneses, éstos establecieron tres valores pilares en su Pacto Social “honestidad, limpieza y puntualidad” que son inculcados por parte del Estado y las familias a los niños y jóvenes, por esa razón es que no se encuentra basura tirada en las calles de Tokio o la gente deja sus bicicletas sin encadenar a algún poste por miedo a un robo en Osaka, porque la sociedad asume en su vida cotidiana que darle vida a esos valores no es una obligación exclusiva del gobierno, sino que el triunfo de su pacto social es corresponsabilidad de cada ciudadano. Hay países que ponen su pacto social como el máximo arquetipo que hable de su identidad cómo  lo hacen los brasileños en su bandera donde escribe sus valores en su centro “orden y progreso”.

En el caso de México el pacto social más acabado fue el que presentó José María Morelos y Pavón, que sirvió de ideario para el movimiento independentista, desde esa “primera transformación”, se ha soslayado todo intento por conformar un renovado pacto social entre los mexicanos. No fue sino hasta la víspera de la redacción de la Constitución de la Ciudad de México, cuando presenté el libro Los sentimientos del corazón de México en el que establezco la inaplazable necesidad de pactar los valores esenciales que sustentaran una refundación de la ciudad y de todo el país. En el libro presenté un documento con 22 valores y cada uno de ellos contó con un ensayo, una canción y una pintura de como hacerlos una forma de vivir en la cotidianidad, en él participaron visiones plurales de académicos, políticos, artistas, deportistas, etc., tales como: Fernando Delgadillo, Luis Raúl González, Alejandro Encinas, Juan Ramón de la Fuente, Alfredo Achar, Vanesa Slim, entre otros.  

La cuarta transformación de México tiene fundamento en esta convocatoria para la elaboración de la “constitución moral” y muestra que el adelgazamiento del estado y la austeridad republicana, no es más que el comienzo de una profunda intención de que México renazca. Partir con un Pacto Social que revitalice el alma del cuerpo social hace patente que el primero de julio no ha terminado y que la esperanza de una renovada convivencia que asegure paz, justicia y verdad nos corresponderá a todos los vivos de hoy que buscamos servir a esta causa; con la convocatoria de AMLO los astros se alinean para hacerlo posible.

 

César Daniel González Madruga El Siervo

@CesarG_Madruga

Imprimir

Comentarios