La ciencia requiere continuidad y ser proyecto nacional: Cabrero Mendoza | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 07 de Agosto, 2018

La ciencia requiere continuidad y ser proyecto nacional: Cabrero Mendoza

El sector debe tener una visión rumbo a los próximos 20 o 30 años, señala el director del Conacyt. Se espera que en la próxima legislatura se aprueben las reformas que quedaron pendientes en el Senado

La ciencia requiere continuidad y ser proyecto nacional: Cabrero Mendoza | La Crónica de Hoy

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) inauguró ayer el Foro Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2018, evento que fungió como una especie de informe sexenal sobre el trabajo que llevó a cabo la dirección encabezada por Enrique Cabrero Mendoza. En el acto inaugural, el director de la institución presentó los indicadores que reflejan el pulso de la ciencia, tecnología e innovación en el país, así como los avances y estancamientos que hubo, sobre todo presupuestales, además de dejar una prospección de lo que podría enfrentar el próximo gobierno, principalmente en la generación de recursos humanos y demanda de becas.

En la inauguración del foro, que se lleva a cabo hasta hoy en el World Trade Center, Cabrero Mendoza hizo un llamado al próximo gobierno federal, así como a los legisladores de la futura legislatura para que se consolide una estrategia a largo plazo y se obtengan resultados transexenales.

“A las comunidades científicas y tecnológicas nos debe preocupar mucho la capacidad que tengamos para tener una visión a largo plazo, de 20 o 30 años. El éxito de otros países emergentes han sido a partir de tener clara esa visión”. Recordó que en el Senado se quedó una iniciativa de ley sin aprobar, que consolida a la institución para establecer planes de trabajo rumbo a dos o tres décadas. “En cada sexenio puede haber un énfasis particular en la política pública del sector, ¡claro!, pero también necesitamos una visión de a dónde queremos llegar en ciencia y tecnología, que sea clara y mantenida a lo largo del tiempo”.

Recordó que la iniciativa fue aprobada por comisiones en la pasada legislatura y aunque no fue aprobada por falta de tiempo legislativo, esperan que los próximos senadores y diputados la retomen. “Cada seis años puede haber avances, pero realmente se notará de forma importante cuando tengamos un compromiso nacional por la ciencia y tecnología para varias décadas”.

INDICADORES. Al hacer un balance del trabajo de Conacyt en los últimos años, Cabrero Mendoza expuso los temas que se buscaron impulsar este sexenio: inversión, capital humano, desarrollo regional, vinculación con el sector productivo y el fortalecimiento de la infraestructura científica y tecnológica.

Respecto al primer punto, recordó que si bien al inicio del sexenio se incrementó significativamente el presupuesto al sector, los recortes y ajustes presupuestales no lo sostuvieron. Con base en el Gasto en Investigación Científica y Desarrollo Experimental (GIDE), indicador internacional y referente de la OCDE, en 2012 se invertía el 0.49 del Producto Interno Bruto; en 2014 alcanzó el 0.54 y para 2017 y 2018 bajó a 0.50. No obstante, dijo, si se consideran otros indicadores como el gasto total, la inversión habría sido del 0.95 por ciento.

En el tema de capital humano, Cabrero planteó un escenario sobre el estado actual de las becas, miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y Cátedras Conacyt.

En 2013 se contabilizaban más de 52 mil becarios, número que para 2018 ascendió a más de 65 mil. “Se activó la demanda de becas de posgrado y, de acuerdo con nuestras proyecciones, seguirá creciendo, lo cual es buena noticia”. Esta inercia prevé que en una década la demanda se incrementará en 40 por ciento para alcanzar los más de 91 mil becarios. “Esto ejercerá una presión presupuestal en la próxima década, entonces hay que tenerlo claro para hacer las previsiones necesarias”.

Situación similar ocurrió con el SNI, al inicio del sexenio se tenían 19 mil investigadores inscritos en el sistema, número que se incrementó a más de 28 mil para 2018. Prevén que para 2028, la cifra se duplicaría y alcanzaría a más de 57 mil miembros. Finalmente, las Cátedras Conacyt, que iniciaron con este gobierno, enfocadas para dar empleo a jóvenes y destacados investigadores, alcanzó la cifra de mil 511. “Esperamos que el programa siga creciendo los próximos años”.

Conacyt también lanzó convocatorias para la investigación y atención de problemas nacionales, refirió Cabrero. De éstas resultaron investigaciones que se expondrán en el foro, añadió, y serán presentadas a los tomadores de decisiones: líderes de sector empresarial, social y gubernamental, para que sean implementados en el diseño de políticas públicas. “Es un buen momento, de renovación de un gobierno, y el cambio de escenario permite que muchos de los resultados de estas investigaciones inspiren el diseño de políticas públicas en los próximos años”.

FORO. José Antonio Lazcano Ponce, director adjunto de Conacyt y coordinador del foro, expuso que en estos dos días se mostrarán los resultados generados en las diferentes convocatorias de la institución, así como en la de fondos sectoriales, convenios nacionales e internacionales, y en la colaboración de los diferentes sectores académicos y empresariales.

“Discutiremos en paneles temas importantes para el país, como el futuro de posgrados y becas, generación de conocimiento para resolver problemas nacionales, como salud, movilidad, seguridad y medio ambiente, entre otros. Pero también sobre cómo contribuir al desarrollo regional, el impacto de los centros públicos de investigación, la transferencia de conocimiento a sectores sociales y productivos mediante innovación científica y tecnológica, y el manejo de información y divulgación científica”.

 

 

 

Pie de foto: Enrique Cabrero inauguró el Foro Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2018, el cual concluye hoy en el WTC.

Imprimir