Discriminación y racismo en México

Ma. del Rocío Pineda Gochi

A nivel mundial la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia han sido asuntos prioritarios para la comunidad internacional. Desde la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia en Durban, Sudáfrica en 2001 se daba cuenta de las grandes implicaciones que tienen estos fenómenos sociales  porque su práctica genera graves violaciones de todos los derechos humanos y se vuelven obstáculos al pleno disfrute de esos derechos.

Por un lado, niegan la verdad evidente de que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos, y por otra parte, constituyen un obstáculo a las relaciones pacíficas y de amistad entre los pueblos y las naciones, siendo en muchas ocasiones, las causas básicas de conflictos internos e internacionales, incluidos conflictos armados y el desplazamiento forzado de poblaciones enteras.

En pleno siglo XXI la mayoría de las personas pensaría que estas prácticas son cuestiones históricas que han sido superadas, pero desafortunadamente se han ido legitimando y son parte de la vida cotidiana en la población mexicana. Las culturas y pueblos originarios, catalogados como indígenas, son el sector más vulnerable que vive día a día prácticas de discriminación y racismo. Con una población de más de 11 millones y 65 grupos etnolingüísticos, los pueblos indígenas son una pieza fundamental del mosaico de culturas y tradiciones que han contribuido a la construcción de la identidad nacional y del México contemporáneo. Sin embargo, se han subestimado sus grandes aportaciones, y a pesar de los movimientos indigenistas para reivindicar sus derechos y el reconocimiento de su diversidad étnica y cultural, siguen siendo la población más discriminada.

En días pasados el INEGI dio a conocer la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017, con ella se pudieron documentar actitudes, prejuicios y opiniones hacia distintos grupos de la población discriminados por motivos étnicos, etarios, de orientación sexual, entre otros. Cabe destacar que la ENADIS identifica también las experiencias de discriminación en distintos ámbitos de la vida social, así como la discriminación y desigualdad que enfrentan la población indígena, con discapacidad, diversidad religiosa, niñas y niños, mujeres, personas mayores, adolescentes y jóvenes.

Sorprendentemente, una de cada 5 personas de 18 años y más declaró haber sido discriminada en el último año. El 20 % de este sector poblacional manifestó haber sido discriminada por alguna característica o condición personal, tono de piel, manera de hablar, peso o estatura, forma de vestir o arreglo personal, clase social, lugar donde vive, creencias religiosas, sexo, edad u orientación sexual.

Los motivos que destacan son principalmente la forma de vestir o arreglo personal, peso o estatura, creencias religiosas y la edad. Este comportamiento se presenta en proporciones similares: 20.1% mujeres y 20.2% hombres. El estado de Guerrero registró una mayor prevalencia de discriminación hacia los hombres (26.8%) respecto de las mujeres (23.5%). En la Ciudad de México los varones declararon menor discriminación (20.6%) respecto de las mujeres (26.4 por ciento).

Llama la atención que más del 40 % de la población indígena declaró que se le discriminó debido a su condición de persona indígena; el 58 % de las personas con discapacidad, a causa de su condición de discapacidad y de las personas de la diversidad religiosa, el 41.7% señaló que fue por sus creencias religiosas. Estos datos nos llevan a la reflexión de que debemos redoblar esfuerzos para erradicar todas las formas y prácticas de discriminación y  de racismo que existen en el país. En la medida que reconozcamos la riqueza y el potencial que nos da la diversidad y heterogeneidad cultural, lograremos una verdadera unidad nacional y un crecimiento armónico entre los mexicanos.  

 


Senadora de la República
Michoacán de Ocampo
@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios