Manuel Bartlett, el beneficio de la duda

Jesús Casillas Romero

En septiembre de 2012 llegué al Senado de la República representando al estado de Jalisco en ese órgano legislativo. Era mi primera experiencia de participación en el ámbito federal, debo reconocer que, en principio, saber que compartiría responsabilidades con importantes actores políticos de talla nacional me motivó a conocerlos, trabajar y aprender de sus experiencias. Exgobernadores, exsecretarios de Estado, algunos fueron aspirantes a la Presidencia de la República, políticos de todos los partidos políticos con representación en el Senado.

Me tocó conocer a Manuel Bartlett, un hombre con imponente personalidad, serio, formal y a la vez accesible; no coincidí con muchos de sus posicionamientos, lo vi en tribuna infinidad de ocasiones en las que, por cierto, siempre se excedió en el tiempo reglamentario y los presidentes de la mesa en turno pocas veces lo reconvinieron, debido a que sus intervenciones estaban bien documentadas y a la vez cargadas de pasión. Lo vi no despegarse de su escaño en sesiones que se prolongaban hasta por 24 horas, nunca perdió el estilo, siempre atento y escuchando a los oradores en turno.

Jamás utilizó el insulto en tribuna, quizá la queja reiterada de perder las votaciones y según él ganar el debate.

Manuel Bartlett llegó al Senado coordinando a un grupo de 5 legisladores, al final de la legislatura coordinaba a 19, es decir, su fracción parlamentaria fue la que más creció en estas dos legislaturas, considero que por esta razón y la defensa que en tribuna hizo de los postulados de Andrés Manuel López Obrador fueron motivos suficientes para que el Presidente electo lo nombre como futuro titular de la Comisión Federal de Electricidad.

El pasado persigue a este personaje; le cuestionan reiteradamente su participación en la elección de 1988 con la famosa caída del sistema, no tengo elementos para exonerarlo, lo que es un hecho es que es un hombre de experiencia, exgobernador, legislador, exsecretario de Estado, entre otros cargos. El argumento del nombramiento es que estando al frente de la CFE será el responsable de mejorar el servicio, y lo que es mejor, bajar el costo de las tarifas eléctricas, si es así, yo le concedo el beneficio de la duda.

 

Senador por Jalisco.

Imprimir

Comentarios