INCan iniciará programa especial para el tratamiento de cáncer cervicouterino | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Agosto, 2018

INCan iniciará programa especial para el tratamiento de cáncer cervicouterino

La institución de salud aplicará un tratamiento integral contra el padecimiento a 480 pacientes sin seguro social. La enfermedad es la segunda causa de muerte en México

INCan iniciará programa especial para el tratamiento de cáncer cervicouterino | La Crónica de Hoy
Píe de Foto: Cada año, el INCan recibe alrededor de 550 mujeres con CaCu localmente avanzado.

El Instituto Nacional de Cancerología (INCan) pondrá en marcha el Modelo Integral para la atención del Cáncer Cervicouterino Localmente Avanzado “Micaela”, con el objetivo de mejorar el pronóstico de mujeres con cáncer cervicouterino (CaCu), mediante una atención integral individualizada. El cáncer localmente avanzado es aquél que se ha diseminado solamente a los tejidos o ganglios linfáticos cercanos.

El programa ofrecerá un tratamiento individualizado y de vanguardia a un grupo de 480 pacientes con la enfermedad localmente avanzada sin seguridad social. Éste consistirá en apoyo psicológico y nutricional, con tratamientos individuales innovadores, con el que además se medirá el impacto económico para reproducirlo en otros estados, señala un comunicado de la institución. 

“El tratamiento para las pacientes con CaCu y la proyección a la población que podría seguir impactando en los siguientes 10 a 15 años, son la base para crear un modelo integral de atención con altos estándares de calidad, que pueda ser validado y reproducible posteriormente”, señala Lucely Cetina, responsable del programa e investigadora en Ciencias Médicas.

“Es importante que tomemos al programa Micaela como un ejemplo de mejores prácticas y procesos, los hospitales y sistemas de salud deberían contar con indicadores que nos permitan medir un avance e impacto real en la población, además de ser un verdadero beneficio para las pacientes”, refirió Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el cáncer, durante la presentación del proyecto.

El INCan recibe alrededor de 550 mujeres al año con este diagnóstico, donde el 80 por ciento presenta la enfermedad localmente avanzada y el 30 por ciento de estos pacientes presenta una comorbilidad como daño renal crónico, diabetes mellitus tipo 2 o hipertensión.

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad que pese a ser prevenible, es aún un problema en salud pública, siendo la segunda causa de cáncer más común en mujeres mexicanas y la cuarta causa de muerte en todo el mundo, puntualiza el INCan. De acuerdo con Globocan se estima una incidencia para el 2020 en México de 17 mil 940 nuevos casos de mujeres diagnosticadas, y seis mil 480 muertes a causa de este padecimiento.

VACUNA CONTRA VPH. De acuerdo con el INCan, para reducir la incidencia y la mortalidad del CaCu se deben aplicar medidas que disminuyan los factores asociados a un mayor riesgo de infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Una de las principales medidas es la vacuna integrada al esquema nacional de vacunación, actualmente sólo para niñas de 11 años o quinto año de primaria. 

“Por su relación en 99 por ciento con el virus, el CaCu es un tabú social”, expresó por otra parte la doctora Lucely del Carmen Cetina Pérez, tutora del Subcomité Académico del Campo de Conocimiento de las Ciencias Médicas en la UNAM. 

La especialista afirmó que en México, “faltan cerca de 15 años para controlar la enfermedad con la mejor estrategia en cuanto a Papanicolaou, vacunas y educación”. Acotó que las principales causas del CaCu son: iniciar la vida sexual antes de los 15 años, tener más de una pareja sexual, fumar, consumir anticonceptivos orales de manera prolongada y la multiparidad.

En un texto publicado en la Gaceta de la Facultad de Medicina de la UNAM, agregó que este cáncer es la segunda causa de muerte más común en mujeres en edad reproductiva a nivel nacional. “Se presentan entre cuatro mil y seis mil nuevos casos por año y a diario cobra la vida de cerca de 11 personas”. 

En el mundo, dijo, este cáncer se presenta entre los 30 y 45 años de edad; sin embargo, “en el INCan tenemos decenas de chicas de 20, 22 y 26 años con la enfermedad en niveles avanzados”. 

Ante ello, la especialista destacó la importancia de la prevención. “Niños y niñas deberían vacunarse, de preferencia antes de los nueve años, que es cuando usualmente no han tenido un encuentro sexual”.

No obstante, aclaró que “existen estudios que revelan que infantes y adultos que ya iniciaron su vida sexual podrían ser vacunados en contra de este virus con 66 por ciento de eficacia”.

 

Píe de Foto: Cada año, el INCan recibe alrededor de 550 mujeres con CaCu localmente avanzado.

 

Imprimir