“El negocio del cine acaba de morir”: miembros de la Academia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Agosto, 2018

“El negocio del cine acaba de morir”: miembros de la Academia

Reacciones negativas ante las nuevas medidas para los Premios Oscar

“El negocio del cine acaba de morir”: miembros de la Academia | La Crónica de Hoy
Píe de Foto: Actores y cineastas se mofan de la nueva categoría a Mejor Película Popular.

Las nuevas decisiones de la Academia de Artes Ciencias Cinematográficas de Hollywood no han tardado en levantar ámpulas. Tal y como era de esperar, de las tres grandes novedades ha sido la nueva categoría, la que premiará los logros del “cine popular” la que más polémica ha despertado entre los miembros de la Academia que, además, reclaman a la organización el hecho de que tomara unas decisiones tan importantes sin consultarles.

“El negocio del cine acaba de morir con el anuncio del Oscar a mejor película ‘popular’”, espeta el actor Rob Lowe (The Interview), uno de los más críticos, a través de Twitter, donde también destaca que el cine “ha tenido una salud paupérrima durante muchos años” pero aún así había sobrevivido a “secuelas, franquicias e integración vertical”.

El de Lowe ha sido uno de tantos tuits que salieron a la luz después de que la Academia anunciar este jueves tres importantes modificaciones en la gala de los Oscar: La creación del mencionado premio al cine popular, adelantar la fecha de celebración de la ceremonia y el compromiso de que la gala no dure más de tres horas, para lo que entregará algunos premios durante los cortes publicitarios.

Medidas que no han sentado nada bien muchos de los miembros de la asociación, tanto por su contenido (especialmente polémico en el caso de la nueva categoría) como por la forma en la que fue adoptada y comunicada la decisión por parte de la dirección de la Academia.

“Disfrutaba de poca salud. Le recordarán las secuelas, los taquillazos y la integración vertical”, añadió Lowe. El sarcasmo se siente en el tuit del CEO de Focus Features, James Schamus, cuando expresa su alegría “ahora que la Academia entregará su nuevo Oscar a la película más popular durante su anuncio en la pausa comercial de la Super Bowl para asegurarse la mayor audiencia”. Toda una ironía de labios de la cabeza visible de un sello dedicado al cine de Oscar, conocido por títulos de calidad como El pianista (2002), Brokeback Mountain (2005) o Lost in Translation (2003), en referencia al evento de mayor audiencia en la televisión estadunidense.

Los hay menos conocidos pero con las mismas quejas que sacuden las redes tanto en sus cuentas personales en Facebook o Twitter como en la página privada de la Academia. Como preguntó Jonathan Erland, ganador en diferentes ocasiones de galardones técnicos dentro de la Academia y gobernador de la rama de efectos especiales: “¿Somos una Academia que organiza una gala de premios o somos productores de un show de televisión que cuenta con una Academia?”.

Así, y tal y como recoge Variety, un socio anónimo cree que “es problemático para la imagen de la Academia” hacer tantos cambios en tan poco tiempo. En los últimos años, la organización con 90 años a las espaldas ha introducido otras novedades, la más destacada fue aumentar de cinco a diez nominados a Mejor Película en 2009. Una medida que, precisamente, también se adoptó para frenar la gran pérdida de audiencia que llevaba sufriendo la gala desde hace tiempo y que, vistos los datos de audiencia de las últimas ediciones, no tuvo el efecto deseado.

Finalmente, entre el vendaval de críticas, otros como Adam McKay, guionista de Ant-Man, propone que haya nuevas categorías como el galardón al “mejor lanzamiento de cuchillo”, mientras que Al Jean, productor ejecutivo de Los Simpson, bromea con que lo siguiente es que “todo el mundo” gane un Oscar.

Imprimir