Mundo

Explota depósito de armas en Siria; hay 39 muertos

Entre los fallecidos, 12 niños. Se teme que queden personas atrapadas en los escombros del edificio, en la zona rebelde de Idleb

Al menos 39 civiles, entre ellos 12 menores, murieron ayer tras una explosión en un depósito de munición y armas, ubicado en los bajos de un edificio que se desplomó, en la provincia de Idleb, una zona controlada por rebeldes sirios cerca de la frontera turca.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), además de las víctimas civiles, perdieron la vida tres miembros del grupo yihadista Organización para la Liberación del Levante, una exfilial de Al Qaeda.

Además, advirtió de que el número de muertos puede aumentar porque todavía hay personas atrapadas bajo los escombros y porque hay heridos en estado grave.

La explosión ocurrió en un almacén de municiones de un traficante de armas ubicado en la planta baja de un edificio residencial en la localidad de Sarmada, en el norte de esa provincia del noroeste de Siria, según el Observatorio, que tiene su sede en Londres.

La mayoría de los residentes en el edificio eran desplazados que procedían de la provincia de Homs, en el oeste sirio, según el OSDH.

El portavoz de la Defensa Civil siria, Mayed Jalaf, aseguró que el edificio tenía cinco plantas y se desplomó por completo, pero desconoce los motivos de la explosión. Los equipos de rescate de la Defensa Civil, más conocidos como los “cascos blancos”, lograron rescatar a 10 personas con vida.

Asimismo, los “cascos blancos” divulgaron a través de internet fotografías de sus efectivos tratando de retirar escombros del edificio destruido usando una grúa y una excavadora, y un vídeo en el que se ve cómo rescatan con vida a un niño.

La provincia de Idleb es el último refugio de la oposición armada siria y el lugar adonde se han dirigido los combatientes y civiles evacuados desde otras regiones que caen en manos de las tropas de Bachar Al Asad.

Imprimir