Cultura

El Movimiento Estudiantil de 1968 aún es símbolo de la lucha colectiva: Graue

Conmemoración. El rector de la UNAM presentó el Comité Interuniversitario M68: Ciudadanías en Movimiento, conformado por cinco instituciones, que realizará actividades con el “fin de plasmar en ellas las expresiones y deseos de una sociedad en permanente transformación”

"El Movimiento Estudiantil de 1968 dio origen a una gran movilización en demanda de justicia y para exigir la libertad de expresión y el derecho a disentir y a ser escuchados”, dijo Enrique Graue Wiechers.

El rector de la UNAM hizo la declaración durante la presentación del Comité Interuniversitario M68: Ciudadanías en Movimiento, en donde Graue Wiechers comentó que el movimiento debe ser recordado, entre otras cosas, porque se unieron personas de diferentes instituciones.

“Hace 50 años, nuestros estudiantes, académicos y trabajadores, en una unión sin precedentes, protestaron contra los excesos e injusticias de un Estado autoritario e insensible a los vientos de cambio que soplaban en diversas partes del mundo”.

Graue Wiechers hizo un balance sobre los últimos 50 años, por lo que afirmó, el movimiento estudiantil sigue siendo tomado como un símbolo de luchas y esfuerzos colectivos, además de una conciencia social, que de­sembocó en nuevos derechos  y valores sociales.

“A raíz del 68, o como consecuencia de él, se comenzaron a fraguar demandas y acciones en torno al papel de las mujeres en la sociedad, la libertad sexual, la tolerancia o la diversidad, el respeto al medio ambiente, la pluralidad ideológica, y a las luchas por la transparencia y en contra de la corrupción”.

Además, el rector de la máxima casa de estudios indicó que la conmemoración por las cinco décadas del movimiento estudiantil sirve también para comprender la transformación de la sociedad mexicana.

El Comité Interuniversitario M68: Ciudadanías en Movimiento está integrado por: la Universidad Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Iberoamericana (UIA), la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) y El Colegio de México (Colmex).

Graue Wiechers indicó que el comité está conformado por cinco instituciones, como hace 50 años, y que desde entonces han ayudado para la consolidación de la vida democrática mexicana, por lo que en conjunto, las instituciones realizarán actividades con el “fin de plasmar en ellas las expresiones y deseos de una sociedad en permanente transformación”.

Durante la instauración del Comité Interuniversitario en Centro Cultural Universitario Tlatelolco, David Fernández Dávalos, rector de la Universidad Iberoamericana, entregó la pieza Patria Desgarrada, realizada por miembros de la institución jesuita, en la que se retomó La Patria, de Jorge González Camarena.

“En 1968 se nos desgarró la patria y desde entonces y hasta la fecha, nuestro pueblo viene suturándola y restaurándola, a fin de darle unidad y armonía”, indicó Graue Wiechers.

Con respecto a Patria Desgarrada, Fernández Dávalos explicó que la pieza es resultado de una intervención textil y performance de 10 meses, que dio como resultado una pieza en gran formato que estará en el CCU-Tlatelolco.

“Es el esfuerzo o el atrevimiento de nuestra comunidad universitaria reconocerse en el hermoso aunque con vejado rostro de nuestra patria, y de comprometernos a colaborar en la tarea de reconciliación y justicia que nuestra historia y pueblo merecen”, dijo el rector de la UIA.

Fernández Dávalos agregó que además de los 50 años del Movimiento Estudiantil, se conmemoran los 75 años de la Universidad Iberoamericana, aniversario que celebran con la “filialidad” que tienen con la UNAM, además señaló que es un buen momento para realizar ajustes.

“Lo que nos acerca generacionalmente con el 68 es la crítica al actual modelo económico capitalista en su versión neoliberal. El modelo económico actual ha ampliado la brecha entre ricos y pobres, ha profundizado los procesos de explotación y de opresión con la precarización del empleo y la concentración del ingreso ha depredado ecológicamente la totalidad del planeta, ha contribuido a la deshumanización creciente del orbe. De allí que nazcan los movimientos sociales que queremos incorporar en nuestra conmemoración”, comentó David Fernández.

Entre los presentes también se encontraba Mario Alberto Rodríguez, director general del IPN, quien declaró la conciencia crítica fue el máximo legado del Movimiento Estudiantil de 1968, pues a partir de entonces se detonó la participación social en cuestiones públicas y políticas.

“La participación social se traduce hasta nuestros días como el gran capital que tiene nuestro sistema democrático. Las muestras de simpatía y adhesión al movimiento estudiantil fueron las primeras expresiones de fortaleza de la sociedad civil ante un régimen considerado represor y antidemocrático. El movimiento impulsó también una capacidad diferente de organización y manifestación social”, dijo Alberto Rodríguez.

Entre los presentes también se encontraban Silvia Giorguli, presidenta de El Colegio de México; José Sergio Barrales, rector de la Universidad de Chapingo, y Jorge Volpil, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM.

Volpi anunció que el Comité Interuniversitario impulsa, entre otras cosas, un macrorepositorio digital, en el que se reunirán documentos de más de 30 archivos públicos y privados sobre los movimientos sociales, políticos y culturales más significativos desde 1968 hasta la fecha.

El repositorio digital será de libre acceso y estará en constante producción, pues será la columna vertebral del nuevo memorial del 68, por lo que será lanzado en octubre.

“Las cinco instituciones han unido sus esfuerzos para llevar a cabo distintas actividades que tienen como objetivo central mantener la memoria del movimiento, tratar de que esa memoria se mantenga viva, propiciar las distintas interpretaciones tuvo en su momento y las interpretaciones de las consecuencias que este movimiento ha tenido hasta el día de hoy”, comentó Volpi.

Además del repositorio, se programó el Coloquio Internacional M68: Ciudadanías en movimiento, en el que participarán más de 150 escritores, artistas, observadores y académicos. Aunado al encuentro, se llevarán a cabo eventos de danza, cine, teatro y conciertos. Toda la programación en culturaunam.mx/m68.

Imprimir