El Buzón - Lectores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 17 de Agosto, 2018
El Buzón | La Crónica de Hoy

El Buzón

Lectores

Réplica

Lic. Jorge Kahwagi Gastine

Presidente y Director General

del Periódico Crónica

 

Apreciable Señor Director General:

Haciendo uso del derecho de réplica del artículo de autoría del Dr. Raúl Rojas González, publicado en su prestigiado diario el 13 de agosto de 2018, atentamente le solicito difundir en su medio las siguientes precisiones:

El 31 de octubre de 2017, la Escuela Superior de Economía (ESE) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) recibió la propuesta de convocatoria emitida por el Instituto Nacional Electoral (INE), a través del Oficio No. INE/UNICOM/4131/2017, firmado por el Ing. Jorge Humberto Torres Antuñano como coordinador general del INE. La ESE presentó una propuesta técnico económica, considerando que dicho proyecto era de un perfil multidisciplinario “Planes de continuidad de operaciones en materia informática para procesos y sistemas del proceso electoral federal 2017-2018”, que consideraba diagnóstico y planes de contingencia tecnológicos, ambientales, económicos, políticos, de seguridad y salud en los 300 distritos electorales, de esta manera se conformó un grupo de trabajo compuesto por economistas expertos en cómputo y sistemas, geólogos especialistas en riesgos naturales,  conocedores de situaciones epidemiológicas en sistemas de planeación y atención de contingencias y metaliderazgo,  integrado por académicos del IPN, de la UNAM, y de asesores externos, todos ellos coordinados por la ESE.

Para respaldar la propuesta el Dr. Mario Alberto Rodríguez Casas, director general del IPN, emitió Oficio No. 2017-4082-6-1 del 29 de noviembre de 2017, dirigido al Ing. Torres Antuñano, aduciendo que “la ESE cuenta con condiciones académicas, logísticas, y para desarrollar el proyecto, puesto que su plantilla de investigadores, docentes y personal de apoyo a la educación cuenta con perfiles multidisciplinarios para el desarrollo del plan antes mencionado”.

El Convenio para su firma siguió los canales normativos del INE y el IPN, fue valorado y aprobado por el Comité y Subcomité del Fondo de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico del IPN (FICyDT del IPN), así como la Oficina del Abogado General, a fin de que se iniciaran los trabajos el 15 de diciembre de 2017, todo en apego a las reglas de operación del FICyDT del IPN. Dicho convenio fue firmado en representación del IPN por el Dr. Francisco José Plata Olvera, secretario de Extensión e Integración Social y apoderado, el Lic. Jesús Federico Lozano Molina, abogado delegado en la Unidad Politécnica para el Desarrollo y la Competitividad Empresarial (UPDCE) de la Oficina del Abogado General, y por un servidor. Por el INE, firmaron el Lic. Edmundo Jacobo Molina, secretario ejecutivo, y el Ing. Jorge Humberto Torres Antuñano, coordinador general de la Unidad Técnica de Servicios de Informática.

El 16 de enero de 2018 se estableció una minuta con el INE para designar al M. en C. José Luis Romero Espejel, académico de la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación de la ESE, como director del Proyecto por parte del IPN, y al Sr. Israel Gerardo Reyes Gómez como asesor externo de común acuerdo con el INE. A esa fecha se habían realizado los entregables comprometidos en el Anexo Técnico, a entera satisfacción del INE, existiendo en los archivos de la ESE los informes correspondientes.

El 6 de febrero de 2018 fui convocado a una reunión en las oficinas de la Secretaría General del IPN, con la presencia del maestro Héctor Leoncio Martínez Castuera, secretario general, y el Dr. Luis Alfonso Villa Vargas, secretario de Extensión e Integración Social, donde me notificaron de manera verbal del supuesto perfil fraudulento de Israel Reyes Gómez, en el contexto de la firma del convenio INE-IPN, y se plantearon posibles salidas del convenio. Ahí propuse no cancelar el convenio, sino reorientarlo fortaleciendo el equipo de trabajo multidisciplinario, y que el Fideicomiso administrara los recursos, bajo el entendido que mis funciones como responsable del proyecto, y como director de la ESE habían concluido el 25 de enero de 2018.

Tengo la impresión de que en algún momento mi sugerencia fue considerada por las autoridades del IPN, puesto que, el 10 de febrero de 2018, la reportera Elba Mónica Bravo del periódico Milenio, entre otros dichos, señala que a decir del director Rodríguez Casas “…trabajan por encargo del Instituto Nacional Electoral, a fin de dar certeza al proceso, es decir, que el sistema informático fluya, que no se trabe. Se trata de un convenio firmado con el órgano electoral, en el que participan politécnicos del Centro de Investigación en Computación, de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, y de Economía”. Véase: ­http://www.milenio.com/politica/ipn-vigilara-fluidez-del-conteo-de-votos

El 29 de abril actual, a través de los medios de comunicación me enteré de que las autoridades del IPN habían tomado la decisión de cancelar anticipadamente, el 15 de marzo, el convenio con el INE. Desconozco si se siguieron los pasos administrativos y normativos legales, en virtud de que la cláusula décima quinta del Convenio dice “LAS PARTES” podrán dar por terminado el presente Convenio antes de su conclusión por mutuo acuerdo, mediante aviso por escrito a la otra parte con al menos 15 (quince) días naturales de anticipación. De actualizarse este supuesto “El INSTITUTO” realizará al “IPN” las aportaciones correspondientes a los trabajos realizados hasta la fecha de la terminación anticipada, los cuales deberán ser aprobados y aceptados previamente por el “EL INSTITUTO” de acuerdo con lo señalado en el presente Convenio y su Anexo Técnico, y “LAS PARTES” tomarán las medidas pertinentes para evitar daños y prejuicios tanto a ellas como a terceros”. Hasta hoy, jamás he cuestionado y sí respetado las decisiones de las autoridades del Politécnico para cancelar el convenio.

Es importante señalar que, durante mi periodo como director de la ESE, para este proyecto siempre procuré que los trabajos o entregables fueran oportunos, eficientes y satisfactorios para el INE; los integrantes del equipo de trabajo siempre tuvimos un actuar honesto y de compromiso con las instituciones a las que representábamos. No me documenté ni era mi función investigar los antecedentes personales de los integrantes del equipo, sólo procuré que realizaran bien su trabajo. De las investigaciones de Inteligencia del IPN y del doctor Rojas, sobre el Sr. Israel Gerardo Reyes Gómez las desconocía, y aclaro que de su conducta no me hago responsable y de la cual me deslindo.

Por ello, de manera respetuosa solicito al Dr. Raúl Rojas González realizar una investigación más profunda y seria, sobre lo que pasó en este proyecto, y no dejarse engañar con circunstancias que no le constan; daña su prestigio hacer acusaciones muy fuertes y sin fundamentos como “que unos economistas no están calificados para el desarrollo del trabajo de software”, “posiblemente el INE al principio no sabía… tenía un as bajo la manga”; “querían emular la estafa maestra”, entre otras afirmaciones que dañan mi imagen y la de los participantes del proyecto fallido, pero sobre todo la del INE y el IPN. Porque para que exista una estafa maestra deben estar involucrados funcionarios de al menos dos instituciones, plantear un proyecto que no se va a realizar, y cobrar por ello. En su artículo, el Dr. Rojas, de manera irresponsable, insinúa que los funcionarios de ambas instituciones buscábamos eso, sugiere que somos corruptos los que nos involucramos en él.

Yo invito al Dr. Rojas a que no se deje utilizar, y conocer la normatividad del IPN para el desarrollo de estos proyectos, de manera particular las reglas de operación del FICyDT del IPN, así como que solicite a sus fuentes del Politécnico la documentación que se generó en el proyecto, y que la revise detenidamente; para que después de ello emita una opinión bien informada y que, de manera honesta, como sé que lo es, ofrezca disculpas públicas a quienes con su artículo nos ha ofendido y denostado.

En lo personal, tengo 23 años de servicio en el IPN, realizando actividades académicas y administrativas, siempre con probidad, profesionalismo y amor a la institución que me formó y me ha dado la oportunidad de desarrollarme profesionalmente.

Yo espero que el destino me dé la oportunidad de coincidir con el Dr. Rojas en la construcción de la grandeza del IPN y el desarrollo de este gran país que es México. Mientras eso sucede, con admiración y respeto, envío un amistoso abrazo al Dr. Raúl Rojas González.

 

Atentamente

Dr. Filiberto Cipriano Marín

Profesor con Categoría de “Titular C”

Escuela Superior de Economía del IPN.

 

Imprimir

Comentarios