La leche materna contiene bacterias benéficas para recién nacidos: Cinvestav | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 17 de Agosto, 2018

La leche materna contiene bacterias benéficas para recién nacidos: Cinvestav

Ayuda a prevenir infecciones y disminuir susceptibilidad ante ataques bacterianos, dice Karina Corona. El estudio es el primero en México sobre la microbiota de la leche materna: Ingrid García

La leche materna contiene bacterias  benéficas para recién nacidos: Cinvestav | La Crónica de Hoy
Píe de Foto: El equipo de investigadores del Cinvestav que analizó la leche materna de mujeres mexicanas.

Científicos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) analizaron el contenido de la leche materna de mujeres mexicanas  y encontraron, en estudios preliminares, qué grupos de microorganismo presentes en la leche contribuyen a la salud del recién nacido. 

Este es uno de los resultados del grupo de investigación encabezado por Jaime García Mena, titular del Laboratorio de Genómica Ambiental del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav

A decir de García Mena, “en realidad no sabemos en qué momento la leche materna de mujeres mexicanas genera mayores beneficios microbiológicos, sólo se conoce que hay una variación. Ya desde el aspecto físico la leche extraída a diferentes horas del día no es igual, al menos su composición revela variabilidad y nosotros estamos en espera de confirmar estas diferencias bacterianas”.

Ingrid García González, investigadora que coordina el estudio, sostuvo que el proyecto de forma general consiste en la caracterización de la microbiota en la leche de madres mexicanas. Su interés científico es conocer cómo se comporta la microbiota en esta población extremadamente heterogénea desde el punto de vista étnico, por tratarse de una población mestiza.

De esta microbiota se pretende conocer su diversidad, los factores que la modulan y su comportamiento en las diferentes regiones del país debido a la variabilidad intra e inter-poblacional descrita por protocolos científicos en otros países.

“Nuestro estudio es el primero que se hace en México en cuanto a la caracterización de todo el ecosistema de la microbiota de la leche materna, y en este sentido el proyecto tiene gran alcance y aplicabilidad. En una primera etapa trabajamos con donantes del Hospital General José María Rodríguez del municipio de Ecatepec, Estado de México, con el apoyo del doctor Martín Noé Rangel Calvillo.”

Inicialmente se estudiaron 150 muestras pareadas de leche fisiológica y pasteurizada de mujeres que recién parieron. En una segunda etapa se hará un estudio en 10 estados del país, correspondientes las distintas regiones, para poder tener un panorama general de cómo se comporta esta variabilidad poblacional.

La investigadora Karina Corona Cervantes, miembro del equipo, fue la encargada de realizar los análisis moleculares y señaló que “con estas bacterias, el bebé estará en contacto el resto de su vida, le sirven para prevenir infecciones así como en disminuir su susceptibilidad ante ataques bacterianos”.

ALIMENTO PRIMIGENIO. Desde el punto de vista científico, la leche materna es el alimento más completo que puede recibir el bebé, no sólo nutricionalmente, sino que también contribuye a la formación y madurez del sistema inmune gracias a las numerosas sustancias que le transfiere la madre.

Este alimento transita por tres estadios: en el primero llamado calostro presenta una consistencia y apariencia diferentes a la leche madura, que se produce en los primeros cinco días; el segundo, de transición, se produce durante un período aproximado de 10 días; y el tercero, de leche madura, es la que el bebé recibe después de un mes. En cada uno de ellos, la concentración de sus componentes varía entre mujeres y necesidades del bebé.

Se han descrito muchos factores que intervienen en la variación de la leche materna, como el tipo de parto, edad gestacional, alimentación, condiciones socioeconómicas y enfermedades metabólicas que pueden influir en la microbiota.

“En este sentido nos interesa estudiar los componentes microbiológicos de la leche y estamos integrando un conjunto de variables que ya sabemos pueden ser factores moduladores de su microbiota: estos son sociodemográficos, antropométricos y clínicos de las donantes”, destacó García González.

Los resultados de la investigación pretenden contribuir con información científica a iniciativas de entidades como el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, de la Secretaría de Salud.

 

Píe de Foto:  El equipo de investigadores del Cinvestav que analizó la leche materna de mujeres mexicanas.

Imprimir