Dos opciones a consulta popular vinculatoria para el NAICM | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 18 de Agosto, 2018

Dos opciones a consulta popular vinculatoria para el NAICM

Dos opciones a consulta popular vinculatoria para el NAICM | La Crónica de Hoy

El debate sobre el nuevo aeropuerto continuará durante los próximos dos meses. El equipo técnico del próximo gobierno recopilará opiniones de equipos de ingenieros, de organizaciones civiles y empresariales hasta el 5 de septiembre y pasar, tres días después, a la etapa final de debate y consulta popular. Ése será el proceso anunciado por el Presidente Electo para determinar finalmente el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

La mañana de este viernes el Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, e integrantes de su equipo de transición, presentaron documentos de discusión que incluyen análisis y dictámenes sobre el tema. El método final de la consulta, mesas para recoger opiniones o encuestas, está por verse; por lo pronto queda claro que existen sólo dos posibilidades en pie: continuar la obra de Texcoco o implementar el plan de combinar el actual aeropuerto con el uso de Santa Lucía como puerto aéreo alterno con dos pistas.

Pros y contras. Javier Jiménez Espriú presentó los pros y los contras de los dos proyectos. Por una parte, la conservación del proyecto actual tendría a favor razones como la cercanía a la capital, la creación de un centro de operaciones y conexión internacional y las posibilidades de financiar el resto de las obras faltantes con los ingresos de los aeropuertos actual y futuro. Pero, antes que nada, Jiménez Espriú enfatizó que no concluir esta obra implicaría echar por la borda 100 mil millones de pesos (60 mil millones ya erogados y 40 mil más en pagos por incumplimiento de contratos ya formalizados durante la actual administración), todo con cargo al presupuesto 2019.

Los contras de la obra de Texcoco consisten, según Jiménez Espriú, en mayor costo del proyecto (300 mil millones de pesos), altos costos de mantenimiento, el retraso de al menos cuatro años respecto al plan original, el incremento en las tarifas aeroportuarias y el derivado incremento de los pasajes, así como los impactos ambientales.

La segunda opción, que fue la propuesta por López Obrador en campañas, es la ampliación de la Base de Santa Lucía.

Tendría las siguientes ventajas: Conservar el actual AICM en operación; menor tiempo para el inicio de operaciones; mejores condiciones de suelo; menor impacto negativo sobre la Ciudad de México; menores costos —70 mil millones de pesos— y menor costo en el mantenimiento. “Se fortalecería el Sistema Aeroportuario del Valle de México” y sería un esquema menos ­vulnerable en caso de siniestros como terremotos, tormentas y actividad volcánica.

Sin embargo, las desventajas presentadas por el equipo de AMLO fueron, por vez primera en el tema, de mucho peso: el dictamen de la empresa MITRE, contratada por la actual SCT, indica que “la operación del aeropuerto Benito Juárez y Santa Lucía no es viable. No existe un dictamen formal que avale la operación del AIBJ y Santa Lucía, sino opiniones de un equipo chileno consultado que refiere la necesidad de un estudio de otra agencia de prestigio para confirmar la viabilidad de que el espacio aéreo del centro del país puede albergar la operación simultánea de las dos centrales aéreas.

También se mencionaron desventajas como el incremento del costo a las aerolíneas e incomodidades a los pasajeros.

El próximo titular de Comunicaciones y Transportes dijo que será entregada toda esta información a las asociaciones de ingenieros voluntarios, la sociedad civil y el sector empresarial para comenzar una etapa de debate público.

Jiménez Espriú señaló que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) fue el primero en levantar la mano para agendar una reunión que será realizada el próximo martes.

La presentación de esta apertura al debate y de la consulta popular fue realizada por Andrés Manuel López Obrador, Carlos Manuel Urzúa (próximo titular de la Secretaría de Hacienda), Alfonso Romo (próximo Jefe de la oficina de la Presidencia) y el ingeniero y empresario José María Riobóo, quien ideó originalmente el proyecto de aeropuertos de uso simultáneo.

El equipo lopezobradorista buscará la opinión de los ingenieros y de las organizaciones civiles y empresariales que deberán concretar opiniones a más tardar el 5 de septiembre.

El 8 de septiembre se darán a conocer todos los dictámenes recibidos y se presentarán las bases para la celebración de los foros de discusión en medios.

En la última semana del mes de octubre se realizará una consulta o encuesta nacional para recoger la opinión de los ciudadanos. Con base en ella, aseguró el Presidente Electo, se tomará la decisión definitiva.

¿Y las obras actuales? Al ser entrevistado después de la conferencia de prensa, Jiménez Espriú señaló que las obras actuales en Texcoco continuarán con la vigilancia del próximo gobierno, lo que será planteado por AMLO al presidente Peña Nieto el próximo lunes.

 

Imprimir