“Diálogo y consenso, ejes torales de un buen Parlamento”: Israel Betanzos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 19 de Agosto, 2018

“Diálogo y consenso, ejes torales de un buen Parlamento”: Israel Betanzos

Israel Betanzos  Coordinador de la bancada del PRI en la ALDF. Dice que debido a que siempre estuvieron abiertos al diálogo se consiguió trabajar en consenso con las demás fuerzas políticas así como impulsar leyes y reformas que beneficiaron a todos los sectores poblacionales, en ámbitos como transparencia, seguridad, vivienda, movilidad y en la definición de un presupuesto justo y equitativo

“Diálogo y consenso, ejes torales de un buen Parlamento”: Israel Betanzos  | La Crónica de Hoy

A 28 días de que concluya la VII Legislatura de la Asamblea capitalina, Israel Betanzos, coordinador del grupo parlamentario del PRI, hace un balance de lo realizado por su bancada. “Diálogo y consenso, ejes torales de un buen Parlamento”, resume.

Dice que debido a que siempre estuvieron abiertos al diálogo se consiguió trabajar en consenso con las demás fuerzas políticas así como impulsar leyes y reformas que beneficiaron a todos los sectores poblacionales en ámbitos como transparencia, seguridad, vivienda, movilidad y en la definición de un presupuesto justo y equitativo.

Reconoce que aún hay pendientes por resolver en esta Legislatura, como los nombramientos del fiscal anticorrupción, los comisionados del InfoDF, además de la ratificación de algunos magistrados, y afirma que continuará su trabajo hasta el último día de la Asamblea Legislativa.

En entrevista con Crónica, Betanzos habla de las perspectivas de sus nuevos compañeros priistas para el Congreso de la Ciudad de México y su postura ante Claudia Sheinbaum y los legisladores de Morena.

Comenta que estarán abiertos al diálogo, al debate, a los consensos; no obstante advierte que no serán sumisos, que serán una oposición crítica y responsable, y eficaces interlocutores de las justas demandas ciudadanas.

Reconoce que en las pasadas elecciones su partido fue castigado, “pero es tiempo de darle la vuelta” y trabajar con intensidad para recuperar el apoyo de los capitalinos.

Asegura que será una ardua tarea, pero confía en que, en el corto plazo, el partido retomará fuerzas y estará de regreso con un avance significativo para participar en tres años en la próxima contienda.

“Sí, es algo complicado (recobrar el apoyo de los capitalinos) pero no imposible. Aprendimos de los errores y estamos listos para emprender una constructiva renovación”.

—¿Cuál es el balance para el grupo parlamentario del PRI en esta Legislatura?

—Positivo. Nuestro quehacer parlamentario siempre tuvo como principal referente atender las justas exigencias de todos los ciudadanos, porque al final del día sí respondemos a un partido político, pero nuestro principal deber es responder con eficiencia a los ciudadanos.

En esta séptima Legislatura impulsamos leyes y reformas que beneficiaron a los ciudadanos de todos los sectores, sin importar colores o filiaciones políticas.

Promovimos el diálogo y el consenso para poder sacar temas como los padrones de los programas sociales, reformas al Código Penal para garantizar la paz y la seguridad pública, apoyo a estudiantes, a mujeres, a adultos mayores y, como siempre, hay temas que se quedaron en el congelador y se quedaron en la Consejería Jurídica.

Se trabajó con energía en la búsqueda de consensos para concretar las leyes secundarias en esta asamblea legislativa.

Dejamos temas pendientes que esperemos estén en el Congreso.

A mí me gustaría, en estos días que quedan, casi un mes, hacer un llamado para continuar con nuestro trabajo, con nuestra tarea legislativa y resolver el rezago que tenemos, siempre colocando como nuestra mayor prioridad el bienestar de los ciudadanos, que nos eligieron por tres años y por tres años tenemos que dar la cara.

—¿Cuál fue la mayor aportación del grupo parlamentario?

—El debate, nuestra vocación de servicio nuestra voluntad de trabajar para mejorar y promover el desarrollo de esta gran ciudad. El consenso que logramos tener con otras fuerzas políticas marcó el trabajo de esta Legislatura, con la aprobación de reformas para el bienestar social. Impulsamos un debate de altura, de ideas, en el que todas las voces fueran escuchadas.

—Como coordinador, ¿está satisfecho con el trabajo del PRI en esta Legislatura?

—Debo reconocer que hubo grandes esfuerzos de todos mis compañeros legisladores, estoy satisfecho porque logramos incidir en las decisiones de este órgano parlamentario para promover y concretar leyes que en el corto plazo beneficiaron a los capitalinos. En comisiones, en los módulos de atención, en la atención a los ciudadanos en sus comunidades y en nuestro desempeño legislativo cumplimos con las responsabilidades que nos confiaron los capitalinos, pero aún hay temas que resolver.

—¿Qué iniciativas o que trabajos quedan pendientes?

—Tenemos todavía lo del fiscal anticorrupción, el nombramiento de los integrantes del Infodf, la ratificación de algunos magistrados. El tema más polémico será el fiscal anticorrupción.

—¿Cómo fue el trabajo de tus compañeros?

—Eficiente. En comisiones como la de Administración Pública, el diputado (Adrián) Ruvalcaba tuvo un trabajo ejemplar; en Desarrollo Social la diputada Mariana Moguel. Todos en las comisiones que presidieron y en sus tareas parlamentarias ofrecieron el mejor de sus esfuerzos, con madurez y con un alto sentido de responsabilidad.

—Desde su perspectiva, ¿cuál será la posición del PRI ahora en este congreso siendo la cuarta fuerza?

—Será una oposición crítica y responsable, que impulsará un debate de altura. Tendremos pocos diputados pero con probada experiencia y amplias capacidades para el debate legislativo y para impulsar y concretar acciones que garanticen una mejor convivencia social.

—¿En las elecciones hubo avance o retroceso?

—Creo que un castigo. Tenemos que ser autocríticos; entender qué estuvo mal. Hay mucho qué decir, pero mucho más que hacer. Estamos listos para iniciar una nueva etapa, un nuevo camino, para renovarnos y seguir adelante.

—¿Hay que doblarle las manos ante Morena o puede haber coordinación?

—Todo dependerá de cómo venga Morena. Ellos tendrán que hacer lo que supuestamente pedían; dependerá de cómo se conduzcan, yo espero que respeten a todas las fuerzas representadas en el Congreso, que no se cierren al diálogo y al consenso; que haya una apertura porque las mayorías deben escuchar a las minorías. Entonces no es un tema de doblar manos, yo espero que permitan el diálogo, porque el PRI está dispuesto a dialogar para avanzar en pro de los ciudadanos.

—¿El PRI va a dialogar con Morena y Claudia Sheinbaum?

—Ellos tendrán que ser gobierno y para gobernar tendrán que escuchar a todas las expresiones, abrir la puerta al consenso para que esto pueda transitar por buen camino, porque a nadie le conviene un tema de camisa de fuerza en el que los afectados serían los ciudadanos. Le deben apostar al diálogo, al respeto y a la pluralidad.

—¿Es tiempo de renovar?

—Yo creo que sí.

—¿No ha muerto el PRI en la capital?

—No ha muerto en la capital. Yo creo que primero tenemos la obligación de realizar una autocrítica y luego definir las condiciones para trabajar unidos en la renovación, no nada más del PRI sino de otros partidos, de quienes emigraron a otros institutos, para conformar una nueva fuerza política que represente a todos los sectores capitalinos.

—En tres años, ¿podremos hablar de que el PRI resurja?

—Tengo la confianza de que trabajando unidos lo conseguiremos.

—¿Cuándo se define el próximo presidente del PRI capitalino?

—Hay un mandato en el tribunal que establece que una vez terminando el año electoral, se habrá de convocar, con 60 días que marca el estatuto, a la renovación de la dirigencia del partido. Eso dependerá del visto bueno del comité nacional.

—¿Hay PRI para rato?

—Hay PRI para rato, tenemos la capacidad de aceptar nuestros errores, de saber pedir disculpas, pero sobre todo de construir de la mano con los ciudadanos.

 

Imprimir