“Recuperé la libertad y la reforma educativa se derrumbó”: Elba Esther Gordillo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

“Recuperé la libertad y la reforma educativa se derrumbó”: Elba Esther Gordillo

“Recuperé la libertad y la reforma educativa se derrumbó”: Elba Esther Gordillo | La Crónica de Hoy

"Recuperé la libertad y la Reforma Educativa se derrumbó”, afirmó Elba Esther Gordillo, exlíder del Sindicato de Trabajadores de la Educación, en una conferencia con tintes emotivos, que representa su primer acto público, luego de haber pasado casi cinco años y medio de privación de la libertad, por el presunto desvío de los recursos del magisterio.

En una sala del hotel Presidente Intercontinental en Polanco, la expresidenta del sindicato magisterial dijo que la imagen que ha predominado de su persona “es producto de una persecución política, acoso e injusticias”, así como de “un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas para hacerme ver culpable de algo que no cometí”.

Luego de mostrar en un atril la resolución judicial que acredita su libertad, frente a cientos de miembros del SNTE, simpatizantes y medios de comunicación, Gordillo dijo que durante su encierro no sufrió sola, sino que “también sufrieron las maestras y los maestros de México”.

“En defensa del magisterio nacional y de los trabajadores de la educación —declaró— no rehuí riesgo alguno o acepté condiciones indignas.”

Culpó de su situación de cárcel a una campaña mediática en su contra: “no se ahorraron recursos ni tinta, desde una visión mediática, para tratarme con dureza, que sólo una orquestación perversa podía propiciar”, aseveró.

Luego de pedir una disculpa al magisterio, lamentó que los profesores “hayan sido sometidos a una persecución política y mediática que tenía por objeto lacerar sus conquistas laborales y atomizar al gremio.”

En su discurso, no cesaron las sentencias hacia el gobierno federal: “Se prefirió gastar en propaganda que invertir en un programa de reactivación escolar”. Volvió a lamentar “que nos hayan responsabilizado de la compleja situación educativa del país, cuando la mayoría de los maestros hacen lo mejor que pueden con las herramientas insuficientes que el gobierno les da”.

Dijo que el magisterio fue un “blanco fácil” durante su ausencia, “un chivo expiatorio al que se le culpó de todo”. También dijo lamentar “que quienes debían defendernos no lo hicieron y nos traicionaron”.

Pidió a los maestros de México que en este inicio de clases pongan lo mejor de sí, “entregarse a las niñas y a los niños con la tranquilidad de que sus preocupaciones ahora sí deben ser escuchadas”.

“La vocación superior, a la que siempre hemos estado convocados, es la de una educación de equidad, integral y humanista, de clase mundial”, aseguró.

Dijo que sería injusto no reconocer que hubo importantes logros, “muchos de ellos en nuestra historia reciente se vieron opacados por decisiones equívocas, tomadas a la luz de un modelo, y no como debía ser: como la necesaria consecuencia de la lucha de un pueblo”.

De su propia organización, el SNTE, aceptó que nunca antes se había enfrentado a la autodestrucción como resultado de la abyección. “En cada rincón de México se percibe la crisis gremial”, pronunció.

Asimismo, señaló que dedicará tiempo a sus allegados: “En lo inmediato me debo a los míos, quienes padecieron mi ausencia, sin que esto implique abandonar mis convicciones”.

Elba Esther Gordillo concluyó asegurando: “El tiempo nos dio la razón”. “Nuestra integridad es nuestra fuerza”.

Imprimir