Jorge Michel Grau explora el límite de las pulsiones sexuales en thriller psicológico | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 23 de Agosto, 2018

Jorge Michel Grau explora el límite de las pulsiones sexuales en thriller psicológico

SET VISIT: José María de Tavira, Paulina Dávila y Cristina Rodlo protagonizan la versión mexicana de La cara oculta que llegará a los cines en septiembre del 2019.

Jorge Michel Grau explora el límite de las pulsiones sexuales en thriller psicológico | La Crónica de Hoy

"Todos preparados, lista la cámara, listo el sonido… Acción". Al momento entra a la habitación Paulina Dávila personificando a Carolina, para buscar entre los cajones una libreta de notas para dejársela a su pareja Érik (José María de Tavira), quien está a punto de entrar a la habitación, pero justo antes de hacerlo Carlina la ha dejado, sólo queda una nota que recoge Érik desconcertado.

“En uno de los arranques de celos del personaje que interpreta Paulina, decide darle una lección al personaje de Chema, lo que hacemos es construir dos perspectivas, la de la persona que da la lección y la que la recibe”, explica el cineasta Jorge Michel Grau a propósito del rodaje de esta escena que forma parte de su proyecto La cara oculta, remake de la cinta homónima colombiana dirigida por Andrés Baiz, que comenzó su rodaje hace unas semanas en la Ciudad de México.

“Es un thriller clásico. Lo que intento hacer es que el género sea elástico, que me permita comentar otras cosas y que el pretexto narrativo sea el género que la gente reconoce para que se sienta incómoda al momento que le cuentas una historia un poco más compleja”, explicó Grau a Crónica.

“Esta historia versa alrededor de las pulsiones sexuales de todos, que no es sólo acostarse con alguien, sino sentir celos, envidia o sentir un amor desmedido, y estos dos personajes están en eso. El género me permite hacer que la gente los reconozca y los vean parados en una situación que ellos han visto mil veces, es el mismo cuento pero desde los personajes”, añadió.

El filme cuenta la historia de Érik, un músico de Orquesta Filarmónica, y su novia Carolina, quienes parecen estar muy enamorados. Pero cuando ella empieza a dudar de su fidelidad, desaparece sin dejar rastro. Afligido, Érik encuentra consuelo tanto en la música como en los brazos de Fabiola (Cristina Rodlo), una joven que trabaja en un bar. Pero a medida que crece la pasión entre ellos, empiezan a hacerse preguntas sobre la misteriosa desaparición de Carolina.

“Es un tipo obsesionado con su mundo y carrera, es capaz de hacer lo que sea por perseguir sus propios objetivos artísticos, cuando se trata de un director de orquesta, incluso pueden ser cosas más maquiavélicas, porque al ser parte de una institución se puede mezclar incluso con la política y otros matices de oscuridad y poder”, expresó José María de Tavira, a propósito de su personaje.

Por su parte Paulina Dávila también hizo una presentación de su personaje, “es una mujer cuya seguridad radica en lo que hace en su intelecto, en su procedencia, en sus estudios, es una mujer preparada y de origen muy privilegiado, mantiene cierta postura de clase, de no desfachatez, es mucho más controlada y se contiene en sus sentimientos y emociones”, dijo.

En su turno Cristina Rodlo añadió, “es una chava sencilla que trabaja en un bar, con una vida muy normal y cotidiana y un día conoce al personaje de Chema de Tavira y le cambia todo, se enamora porque empieza a vivir con lujos, con todo a sus pies, con una casa impresionante, entonces no sólo se enamora de él sino de lo que implica estar con él. Hay circunstancias que la llevan a que haga lo único que no puedo concebir que pueda hacer un ser humano que no soy yo”, comentó.

“El reto para este personaje es que la gente la entienda y no la juzgue, que diga que se perdió pero que a todos nos puede pasar. Es la culpa que tiene el ser humano siempre, y más los mexicanos, lo que es muy interesante por la forma en que la muestra la película”, añadió la actriz.

“Son estos tres personajes que se encuentran en un momento en su camino y sus pulsiones más bajas y básicas los hacen tomar decisiones equivocadas y viene con una carga seria de sexo y de ahí se arranca toda la historia. Es un triángulo amoroso con una gana sexual, que exhibe cómo se empiezan a descomponer por eso, con una gran dosis de celos y de envidias”, redondeó el director.

A propósito de este trabajo, Jorge Michel Grau, director de títulos como Somos lo que hay (2010), Big sky (2015) y 7:19 (2016) compartió su opinión sobre las posibilidades que permite realizar un remake, que se ha convertido en una tendencia en los últimos años:

“Una de las cosas más atractivas que vi en el guion para hacer el remake es que tenía la oportunidad de ponerle un foco más humano a lo que estaba sucediendo en estos personajes, que el pretexto narrativo fuera el thriller; cuando hicimos la versión mexicana fue una reimaginación de la original, entonces la tensión es mucho más mexicana”, compartió.

“Creo que tendríamos que partir de la posibilidad de que sea realmente una reinterpretación, si se hacen copias calcas, lo que se busca es replicar el éxito, sin embargo, desde hace algunos años para acá hemos estado haciendo remakes de películas que no son copias, estamos replicando fórmulas, por eso la misma comedia mexicana ha tenido un descenso no sólo en taquilla sino en calidad porque no venían de grandes éxitos”, agregó.

En el caso de esta versión de La cara oculta considera que hay un logro creativo por las libertades creativas que le ha dado la productora Dynamo, “esta apuesta de producir su primera película en México, basado en una película que ellos tuvieron hace 10 años, muy exitosa en España y Colombia, pero abrir la puerta a que se reinterprete, se reescriba y haya secuencias completamente nuevas, de que recontemos su historia, es mucho más rico porque la apuesta no es segura, pero nos dan la oportunidad de que una historia, bien contada, se vuelva comercial”, dijo.

Al respecto también José María de Tavira concluyó: “Estoy en un momento de mi carrera en el que me estoy volviendo especialista de los remakes, más que en cosas nuevas, sobre todo en proyectos a cámara. Para mí la originalidad es una cosa pasajera en la historia del arte en general, porque se ha basado en la repetición de los temas de otros. La originalidad es una cuestión muy moderna y pasajera. Todos los argumentos ya se contaron, el chiste es contarlos de una manera fresca y un nuevo punto de vista”.

El estreno del filme está contemplado para septiembre del 2019.

 

Píe de Foto: En este  triángulo amoroso, que lleva los celos al extremo, participan Cristina Rodlo, José María de Tavira y Paulina Dávila.

Imprimir